Bilingüismo

¿Quieres que tu hijo sea bilingüe? ¡Evita las prisas!

No siempre la estimulación temprana es la solución para que el niño aprenda otro idioma, además de su lengua materna. Te contamos por qué.

Somos un país de impacientes. Lo queremos todo para ayer. Y, si no actuamos con cierto temple, corremos el riesgo de trasladar esta impaciencia a la educación de nuestros hijos. Queremos que hagan deporte, que toquen un instrumento y que aprendan inglés antes de quitarles los pañales. No olvidemos que una de las grandes desventajas de la prisa es que lleva demasiado tiempo.

Si repasamos los consejos para que nuestros hijos sean bilingües seguro recordaremos cuando nos decían: “que aprendan cuanto antes que así asimilarán con facilidad los sonidos de las dos lenguas”. Pues, ¡sorpresa!, no siempre la estimulación temprana es eficaz. Te explicamos porqué.

La clave no es comenzar antes

El profesor David Marsh, de la Universidad de Jyväskylä (Finlandia), afirma que lo importante para los niños es retrasar el inicio de la enseñanza de una segunda lengua si no es posible contar con los docentes adecuados. El modelo español no siempre resulta efectivo, ¿por qué? los niños nunca asimilarán sonidos que los profesores no sean capaces de transmitir.

Pero no seamos alarmistas. Parece que el problema del bilingüismo se extiende más allá de nuestras fronteras y se expande por toda Europa. La propuesta del profesor Marsh aboga por transformar la enseñanza del inglés desde su concepción. ¿Cómo podemos mejorar esta formación entonces? La idea es simple: integrar la docencia del inglés en la enseñanza de otras asignaturas.

Antes de seguir, demos un paso atrás para confirmar que las cosas no están mal del todo. España e Italia van por el buen camino en el desarrollo de la inserción del bilingüismo. Les siguen Francia y Alemania.

Puesto 23

Los más curiosos querrán saber cuál es la realidad de España en el dominio del inglés. A nadie se le oculta que los países del norte de Europa destacan por su nivel de competencia lingüística del inglés como segunda lengua: Finlandia, Dinamarca, Noruega y Suecia están en lo más alto del ranking mundial.

¿Cuáles son los primeros puestos de los países no europeos? Dos asiáticos y uno latinoamericano: Singapur, Malasia y Argentina. ¿Y España? Nuestro país ocupa el puesto 23 por delante de Italia y Francia.

El modelo perfecto

La mejor opción para lograr que nuestros hijos sean bilingües es, para el profesor Marsh, una educación que haga una gran apuesta por la parte práctica, orientada a que el niño sea competente en el uso de los idiomas extranjeros.

¿Un ejemplo? Enseñando a los más pequeños la cultura, la economía y la historia y facilitando que los estudiantes puedan acceder a programas de intercambio, campamentos de verano, cursos preuniversitarios en Inglaterra y Estados Unidos o cooperación con universidades en el extranjero.

¿Qué conclusión podemos sacar? Si no podemos contar con profesores bilingües que faciliten la enseñanza del inglés a nuestros hijos apostemos por un estudio transversal de la lengua que se entrecruce con otras materias. ¡Así que, no tengas prisa para que tus hijos aprendan inglés, encuentra el mejor camino!

Lara GO! ofrece campamentos de verano en Estados Unidos y en Inglaterra y programas preuniversitarios para que niños y adolescentes españoles puedan disfrutar aprendiendo en plena inmersión lingüística

Continúa leyendo