Narrar cuentos

Tips para narrar cuentos de manera efectiva para el desarrollo infantil

Los cuentos nos sirven de ayuda a todos los padres para ayudar a que los niños descansen y concilien el sueño. Pero, ¿sabías que la forma en la que los narramos puede variar los beneficios que reportan sobre su desarrollo? Si quieres que tu narración funcione, ten en cuenta estos tips.

cuentos
Fuente: iStock

Ya te contábamos que para leer un cuento no basta con sentarse y comenzar a leer en voz alta lo que tenemos delante de los ojos. Para que sus enseñanzas, su historia y sus curiosidades se impregnen en la mente de nuestros pequeños, tenemos que poner todo nuestro empeño en el momento.

Por esta razón, muchos expertos consideran que teatralizar los cuentos ayuda a que llegue mejor al niño. No hablamos de montarnos todo un teatro dentro del salón o de la habitación antes de ir a dormir: bastará con que imitemos las voces de los personajes y pongamos énfasis en la lectura.

Eso sí, si algo está claro es que la lectura conjunta de cuentos es un estupendo vehículo de aprendizaje del que nosotros podemos salir reforzados y del que nuestros hijos pueden salir más maduros. A nosotros el ratito nos sirve, sin ir más lejos, para afianzar lazos con ellos. Para ellos la enseñanza va mucho más allá: potencian el desarrollo cognitivo de los niños porque incentivan su capacidad de imaginación, expresión, concentración o escucha. “Estas historias les obligan a generar imágenes mentales por sí mismos, al contrario que otros formatos como el cine y la televisión, donde se encuentran con imágenes ya acabadas”, comentan desde Tamara Chubarovsky.

La importancia de una buena narración

Rosa Jové, especialista en psicología clínica infantil, ya adelantaba en su libro ‘Dormir con cuentos’ (Ed. La Esfera de los Libros) que hay muchas cosas que hacemos mal y que impiden que el niño se duerma cuando estamos leyendo esa historia que tanto le gusta escuchar. Entre otros, explicaba que no es lo mismo que lo lea papá o mamá, ya que hay voces que transmiten más tranquilidad y relajación que otras. También hablaba de la postura corporal, ya que mostrarse demasiado pasivo puede provocar que el niño crea que no le importamos lo suficiente. Ella cree que lo mejor es crear un cuento que se adapte a las necesidades de cada niño: eso será un éxito asegurado.

Además de ello, la posibilidad de que el niño asimile todos sus beneficios lúdicos y didácticos dependerá en gran medida de su correcta narración por nuestra parte. “Deberemos prestar atención a un conjunto de claves para que el niño, además de divertirse, ejercite su mente y potencia su desarrollo”, explican desde Tamara Chubarovsky.

Tips definitivos para que los cuentos funcionen

Estas claves pasan, entre otros, por seguir una serie de tips muy sencillos para narrar cuentos infantiles de la manera más efectiva posible. Nos los facilita Tamara Chubarovsky, experta en aprendizaje y desarrollo infantil.

  1. Emplea la memoria: narrar de manera libre permite que manejemos mejor la expresividad y los gestos. Si el cuento no es rimado, no hará falta que lo aprendamos de manera literal. Al contrario, podemos emplear una técnica muy sencilla descrita por Tamara: consiste en hacer fotos mentales de cada escena del cuento.
  2. Narra solo un cuento cada vez: si narramos varios cuentos en un periodo de tiempo corto, las imágenes de uno y otro se pueden ir mezclando y, al finalizar, las fotos más antiguas irán borrándose de la mente del niño.
  3. Describe detalladamente las imágenes que narras: el objetivo es que el niño se imagine interiormente cada una de las imágenes, así que utilizaremos una narrativa calmada y muy completa de ella. Además, es importante que dediquemos tiempo a explicar el contexto en el que se desarrolla el cuento.
  4. Emplea elementos simples como gestos de manos o muñecos: “a mayor simplicidad del elemento exterior, mayor será la creación interior de imágenes”, cuenta Tamara.
  5. Maneja correctamente tu propia voz: el tono debe ser neutral, objetivo pero siempre expresivo. Si es demasiado monótono, dificultará la formación de imágenes en la mente del pequeño.
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo