Horarios infantiles

Trucos para que los niños vuelvan a acostarse pronto

3 minutos

Con la vuelta al cole, tenemos que preparar a los niños para establecer sus nuevas rutinas, entre ellas, las del sueño. Cambia horarios de siestas, despiértales antes, etc.

También te puede interesar: El ABC de la vuelta al cole
Trucos para que los niños vuelvan a acostarse pronto

La vuelta al cole está al caer y durante todo el verano tu hijo se ha ido a dormir más tarde de lo habitual. Ahora que la rutina vuelve, ¿cómo puedes ayudar a tu hijo a establecer de nuevo una hora temprana para irse a la cama y asegurarte de que sea capaz de conciliar el sueño?

Te recomiendo que el último fin de semana antes de empezar la guardería o el colegio le despiertes un poco antes. No le dejes dormir hasta las 10h de la mañana, aunque sepas que ese fin de semana será el último que pueda dormir hasta tarde y disfrutar de la libertad de horarios.

Por otro lado, si tu hijo duerme siestas durante el día, adelántalas. Por ejemplo, la hora idónea para la siesta de después de comer es entre las 13h y las 15h.

Hacer estos dos pequeños cambios (despertarlo temprano y adelantar la siesta) marcarán la diferencia a la hora de acostarse por la noche. Resultará más fácil establecer una hora temprana para ir a dormir. Recuerda que los niños en edad escolar necesitan entre 11 y 12 horas de sueño cada noche. Establece la hora a la que deben despertarse, cuenta 12 horas hacia atrás y sabrás la hora idónea para irse a dormir.

¿Cómo es la hora de acostarse?

La hora de acostarse debería estar entre las 20h y las 20.30h. Un ejemplo de rutina podría ser:

  1. Baño.
  2. Pijama.
  3. Última toma en caso de que tu hijo todavía se encuentre en la etapa de pecho/biberón (no dejes que se duerma mientras se alimenta).
  4. Cuento o nana.
  5. A la cuna o la cama.

Sería una buena idea, si el niño es lo suficientemente mayor, imprimir en una hoja un esquema de la rutina que pueden seguir antes de irse a dormir y hacerla paso a paso. Puedes animarle a marcar cada etapa o utilizar pegatinas si se trata de una tabla. Es un método que a los niños les resulta divertido y a la vez se sienten mayores, responsables y orgullosos de lo que están haciendo.

La hora de dormir nunca debe ser negociable. Tienes que ser firme y consistente con las reglas para que tu hijo sepa exactamente lo que esperáis de él. Resiste la tentación de contarle un cuento más, de abrazarlo un rato más o darle más biberón. Tu hijo está continuamente estudiando y poniendo a prueba tus límites. Por ello, siempre deben permanecer igual.

Trucos para lograrlo

Las primeras dos noches serán un reto, puesto que es lo que suele tardar un bebé o un niño en adaptarse. Estoy segura de que si sigues estos trucos, todo irá mejor:

  • Marca una rutina y sigue los pasos antes de ir a dormir. Recuerda que la rutina no debe durar más de 30 minutos.
  • Asegúrate de que su habitación está está oscura.
  • Sé consistente.

 

 

Amelia Hunter

Amelia Hunter es experta en sueño infantil. Nació en Australia, pero vive en Barcelona, donde diseña planes personalizados para cada familia con la intención de ayudar a los niños -hasta 8 años- a dormir mejor de forma independiente durante toda la noche. Usa métodos que han creado psicológicos y pediatras.

Empezó como Sleep Consultant por los problemas de sueño de su hija (y la privación del mismo de ella). De esta forma, ayuda a familias en la misma situación.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS