Consejos para mejorar su escritura

Trucos para que tu hijo mejore su caligrafía

Cuando los niños escriben a mano obtienen un montón de beneficios y ayudarles a mejorar su letra es también una muy buena idea. Mira estos consejos para hacerlo.

niña
Fuente: iStock

Pese a que actualmente el papel y el boli han sido algo desplazados debido al uso de los dispositivos electrónicos, aprender a escribir a mano y hacerlo asiduamente aporta muchos beneficios a los más pequeños. Tener una buena caligrafía además es esencial. Veamos algunos consejos para ayudar a los niños a mejorar su letra.

Escribir a mano enriquece mucho el desarrollo de los más pequeños y de no hacerlo se perderían muchos de los beneficios que aporta. Sumado a ello, que aprendan no solo a escribir, sino también a tener una letra legible y clara es importante.

Muchos niños pueden tener una mala caligrafía que sea incomprensible y esto puede deberse a la dejadez, a la falta de práctica o a la influencia de las tecnologías que hace que no necesiten tanto escribir a mano. No obstante, como decimos, es de importancia que aprendan a mejorar su letra tanto por su presente, como por su futuro.

Ideas para ayudar a mejorar la letra de los niños

  • Pese a que parezca una tontería, para tener una buena caligrafía es importante fijarnos en la postura del cuerpo y de la mano. El niño debe estar relajado, con la espalda recta y sin pegar la cabeza al papel, solo ligeramente inclinado.
  • Debe aprender a coger el bolígrafo o el lápiz de manera adecuada, sin que apriete demasiado para que no fuerce los dedos.
  • Escribir en hojas o cuadernos con renglones ya marcados ayuda a los peques a hacer las letras de un tamaño adecuado y también a saber respetar los márgenes.
  • Si está practicando, un truco es que escriba sobre unas cuantas hojas para que la escritura sea más cómoda.
  • Un ejercicio clásico (una vez que ya ha ido mejorando su aprendizaje) es colocar una guía con líneas por debajo de una hoja en blanco para que el niño se acostumbre a escribir en hojas sin renglones, pero de tal forma que aún tenga un modelo con el que no torcerse.
  • También se pueden comprar fichas o cuadernillos con juegos que de manera divertida ayudan a los niños a mejorar su letra. También pueden practicarse ejercicios de grafomotricidad de toda la vida que ayudan mucho a su destreza manual.
  • Si las fichas no son lo suyo porque le aburren o no le llaman la atención prueba otras técnicas. Quizá puedes comprar papeles de colores y cartulinas y pedirle que escriba frases que le gustan de algún libro o de alguna película que haya visto.
  • Aprovecha algunos momentos cotidianos para que practique su caligrafía… ¿Y si te ayuda a escribir la lista de la compra?
  • Para escribir es importante ganar agilidad en los dedos y por eso, también podemos trabajar esta habilidad con otras actividades y entretenimientos como juegos de palmas y de construcción, hacer recortes de revistas o crear figuras con plastilina.
  • Si el niño mejora su coordinación mano-ojo mejorará su escritura, y para ello existen muchas ideas como hacer collares de macarrones o cuentas, por ejemplo.
  • Por último, recuerda siempre respetar los ritmos de cada niño, cada uno necesita su tiempo, no te desesperes.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo