Aprender inglés

Los niños de 2 a 6 años pueden aprender inglés con Pocoyó sin salir de casa

Es uno de los dibujos animados más queridos por todos los niños. Ahora, Pocoyó ha lanzado una versión educativa para enseñar inglés a niños de entre 2 y 6 años. ¡Te lo contamos!

Es de sobra conocido el amor que sienten todos los niños por el personaje Pocoyó. Y es que, este simpático bebé de traje azul y pasos torpes (y sus amigos) llevan acompañando a la infancia unas cuantas generaciones. Un dibujo animado que fue creado como método educativo y que combina a la perfección el entretenimiento con el conocimiento. Ahora, además, se ha propuesto enseñar inglés a los niños de entre 2 y 6 años a través de las canciones.

En concreto, este hecho ha sido fruto de la colaboración entre Cambridge Assessment English (la fundación sin ánimo de lucro de la Universidad de Cambridge) y los creadores de Pocoyó para facilitar el conocimiento y el aprendizaje de inglés desde casa.

“Los niños pequeños deben vivir el aprendizaje de inglés como una extensión de su juego normal”, afirma Xavier Ballesteros, director regional de Cambridge Assessment English para España y Portugal. Por eso, cree que un personaje tan familiar como Pocoyó es una manera ideal para entretenerles y al mismo tiempo educarles.

Dos vídeos musicales

Así, Pocoyó y sus amigos protagonizan dos vídeos con canciones en inglés con un nivel que equivale al Pre-1. En concreto se trata de la canción ‘Rain Rain Go Away’ y Move Your Body’ (perfecta, igualmente, para mover el esqueleto mientras aprenden). Ambas están disponibles desde ya en el canal musical de Pocoyó de YouTube y ha sido tal el éxito que ya han superado las 100.000 reproducciones en apenas una semana desde el lanzamiento.

Y es que, ¿Qué familia no busca entretenimiento para su pequeño en estos días que tenemos que quedarnos en casa?

La importancia del juego

Recordemos que entre todos los métodos de enseñanzas existentes en el mundo, todos los expertos en pedagogía coinciden al hablar de los beneficios de uno de ellos: el juego. Son tantos, que incluso el proceso lúdico se establece como un derecho de la infancia dentro de la Declaración de los Derechos del Niño. Y es que, el juego evade a los más pequeños a un estado de divertimento en el que van adquiriendo conocimientos sin que apenas se den cuenta.

Esto conduce a un mejor asentamiento de los contenidos y a una mayor asimilación de aquellas tareas y materias que se pretende trabajar a través de él.

Además del juego, existe otra variante muy utilizada dentro y fuera del aula (y que en muchas ocasiones se entremezcla con el primero): la música y el baile. A través de las canciones, los peques también asimilan conceptos complicados de entender. El baile es, a su vez, un método muy divertido y entretenido de realizar ejercicio físico sin que cueste. Algo muy importante en todas las etapas de la vida (y también en la infantil).

Ahora, Pocoyó nos ha demostrado que unir todos estos métodos con el personaje favorito de la infancia de los peques, es algo genial para aprender. Si ya estábamos acostumbrados a que este divertido dibujo animado enseñe a los peques diferentes materias, ahora llega para enseñar también inglés a los más pequeños.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo