Pandemia

Un millón de niños han perdido a padres o abuelos debido a la pandemia

Son la otra cara de la moneda, niños huérfanos por culpa de la pandemia. En España se calcula que casi 2.400 niños han perdido a uno o ambos padres.

pandemia
Fuente: iStock

Los niños son la cara olvidada de la pandemia, al haber bajas cifras de mortalidad y de ingresos hospitalarios no han sido el foco de atención, pero este estudio publicado en The Lancet nos vuelve a recordar que los niños han sufrido y están sufriendo como cualquiera de nosotros. El estudio determina que 1,5 millones de niños en todo el mundo se han quedado sin alguno de sus padres, abuelos o tutores, una cifra estremecedora que no hace más que crecer. Estos menores van a crecer con la ausencia de personas fundamentales para su desarrollo tanto personal como mental.

Más de un millón de niños han perdido a un abuelo con quien compartían techo

El estudio no se ha enfocado en los abuelos que no formaban parte de la unidad familiar porque las cifras de pérdidas hubieran incrementando exponencialmente. Además, más de un millón ha sufrido la muerte de alguno o ambos progenitores en solamente los primeros 14 meses de la pandemia, es decir, hasta abril de 2021. Los investigadores han recogido las cifras de mortalidad de 21 países entre marzo de 2020 y abril de 2021, al igual que las estadísticas de fertilidad. Esto quiere decir que el número de menores que se ha quedado huérfano ha aumentado en estos últimos meses.

El estudio recoge datos de España, determinando que casi 2.400 menores han perdido a uno de sus progenitores. 1.692 han perdido a su padre, 617 a su madre y un niño a ambos progenitores. Los investigadores de este estudio urgen a los gobiernos a implementar acciones urgentes para hacer frente a estas pérdidas señalando que “los niños corren un profundo riesgo a corto y largo plazo de efectos adversos en su salud, seguridad y bienestar, como el riesgo de enfermedad, abuso físico, violencia sexual y embarazos adolescentes”.

Los investigadores se han dado cuenta que en la mayoría de países, murieron más hombres que mujeres y que hasta cinco veces más niños perdieron a su padre que a su madre. La doctora Susan Hillis, una de las autoras principales del estudio, perteneciente al Equipo de Respuesta Covid-19 de los Centros de Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, declaró que “por cada dos muertes por covid en todo el mundo, un niño se queda atrás y debe enfrentar la muerte de un padre o un abuelo”.

La importancia de los abuelos en el desarrollo de los niños

Aparte de lo dicho anteriormente, los investigadores han querido subrayar el papel de los abuelos como cuidadores de los niños siendo una importante pérdida para el desarrollo de los pequeños. Los abuelos son un apoyo y un pilar fundamental para los niños, “por cada 12 segundos un niño pierde a uno de sus familiares por el Covid” afirma Lucie Cluver, autor de la investigación.

El doctor Seth Flaxman, otro autor del estudio, perteneciente al Imperial College de Londres determina que “la pandemia oculta de la orfandad es una emergencia global y no podemos permitirnos el lujo de esperar hasta mañana para actuar”. La alteración de los niños dañados por la pérdida de un familiar quedará permanente en su memoria y crecerá dañado con la experiencia. Seth Flaxman finaliza diciendo “necesitamos identificar urgentemente a los niños detrás de estas cifras y fortalecer los sistemas de monitorización para que cada niño pueda recibir el apoyo que necesita para prosperar”.

Celia

Celia Martínez

Detrás de cada niño que cree en sí mismo, hay un progenitor que creyó en él primero. Así que… ¿por qué no construimos a través de la educación y el amor a niños fuertes para no tener que reparar adultos rotos?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo