Padres

¿Aceptas a tu hijo tal y como es?

Si le presionas demasiado para que cambie, surgirán los conflictos o bien tu hijo hará lo posible por satisfacerte, renunciando a seguir su propio camino. Un niño necesita sentirse querido tal y como es.

0 / 0
Recibes la llamada de una madre indignada. Su hija es compañera del tuyo en la guardería. Resulta que tu niño, que tiene cuatro años, ha pellizcado a su niña tan fuerte que le ha hecho un moratón. ¿Cómo reaccionarías?

1/12 Recibes la llamada de una madre indignada. Su hija es compañera del tuyo en la guardería. Resulta que tu niño, que tiene cuatro años, ha pellizcado a su niña tan fuerte que le ha hecho un moratón. ¿Cómo reaccionarías?

2/12 Eres capaz de comprender...

3/12 La última vez que alguien te hizo un cumplido acerca de tu hijo, tú...

4/12 ¿Cómo evalúas a tu hijo?

5/12 Has mandado a tu hija de 10 años a comprar algo. Al volver te da 90 céntimos. Según ella, no le han devuelto más. Más tarde, por casualidad, encuentras en sus bolsillos un tique de caja y cuatro euros. ¿Cómo reaccionas?

6/12 ¿Te molestaría que tu hijo fuese lento haciendo sus tareas?

7/12 Tu hijo empieza a ser desordenado, ¿cómo reaccionarías?

8/12 Si en el colegio te dicen que tu hijo es revoltoso, ¿qué harías?

9/12 Al niño se le caen muchas cosas, se tropieza… Es un poco torpe, ¿te molestaría que fuese así?

10/12 El niño todavía es pequeño para salir con sus amigos, pero ya empieza a querer ir a su casa a merendar, a hacer los deberes juntos… Parece que será un poco juerguista, ¿qué harías?

11/12 Nuestro hijo se niega a preguntar a su profe las dudas que tiene en el cole, no le gusta conocer gene nueva… Cada vez es más tímido, ¿cómo actuarías en este caso?

12/12 El pequeño se deja siempre algo en el colegio: hoy la mochila, ayer el paraguas, no se acuerda de los deberes que tiene que hacer… Es un poco olvidadizo, tú…

Sueñas con el hijo perfecto

Sueñas con el hijo perfecto

Le inculcas todas las características que consideras positivas. Persigues una imagen que tienes en tu cabeza de cómo te gustaría que fuera, lo cual a menudo te hace perder de vista cómo es realmente: un ser independiente. En lugar de perseguir un ideal, intenta evaluarle de forma realista para evitarte frustraciones y para que él no tenga la sensación de que sólo le quieres si rinde y cumple tus expectativas.

Te gustaría que tu hijo fuera un diferente en algunas cosas

Te gustaría que tu hijo fuera un diferente en algunas cosas

Estás satisfecho con tu hijo y orgulloso de él, en general. Pero hay ciertas características que te cuesta mucho aceptar, y ante las que reaccionas de forma muy crítica y con dureza. Antes de enfadarte haz examen de conciencia: a lo mejor tú tienes algo que ver en que se comporte así.

Aceptas a tu hijo tal como es

Aceptas a tu hijo tal como es

Y le das la oportunidad de desarrollar sus características, aunque no siempre estés conforme con ellas. Con esa forma de ver las cosas, creas un ambiente muy propicio para el desarrollo del niño basado en la autoconfianza. La otra cara de la moneda: puede que seas demasiado indulgente con tu hijo en algún aspecto negativo de su forma de ser.