Optimismo

Consejos para que tu hijo vuelva feliz al cole

Nos toca decir adiós a las vacaciones y comenzar una nueva etapa académica. La vuelta al cole no siempre es lo que más apetece a los niños, por eso los padres deberían transmitir "una visión optimista":

00:52

Ilusión, amistad, ganas de aprender, nuevos retos... la vuelta al cole es un momento ilusionante. Aunque la parte negativa de madrugar, vuelta a la rutina, deberes, horarios más estrictos, las prisas... hacen que no siempre sea muy deseada por los niños. La  vuelta a la normalidad tiene numerosos aspectos positivos: el reencuentro con los compañeros, las cosas tan interesantes que aprende, esas actividades divertidísimas que sólo puede realizar en el centro escolar...

También podéis recordadle que en el momento en que el verano termina, ya no hay vacaciones para nadie: los padres nos incorporamos al trabajo, la familia de fuera regresa a sus hogares, los más pequeños vuelven a la guardería infantil. Por ello hemos elaborado un decálogo para transmitirles optimismo a nuestros hijos. Los niños con más voluntad y autonomía son más optimistas, y lo manifiestan con sus palabras, gestos y actitudes. Además, su mayor seguridad les hace más empáticos y generosos con los más débiles.

Las familias deberían transmitir "una visión optimista" de la vuelta al 'cole' a los hijos para facilitar la vuelta a las rutinas. Pero, ¿cómo hacerlo?

Antes de que empiecen las clases, invita a algunos de sus compañeros a merendar a casa los días previos a la vuelta al cole. Esto despertará su ilusión por volver a estar con ellos y así le dará menos pereza regresar al cole. Recuérdale también que podrá estrenar la mochila y el estuche nuevos y ver los que traen sus amigos. También podéis pregúntadle si quiere apuntarse a alguna  actividad extraescolar (pintura, judo, fútbol...).

El día que arrancan las clases evitar las "prisas y presiones" en el camino al colegio y mantener, en cambio, una conversación "alegre y tranquila". Levantaos antes para evitar las prisas en el desayuno, los gritos por ponerse el abrigo, el atasco... Al llegar a la escuela es mejor optar por una despedida "cariñosa y breve".

Una vez que empiece el curso, evita que tu hijo se limite a ir de casa al colegio. Si todos los días juega un ratito al aire libre, en el parque, en casa de unos amigos, en casa de los abuelos o hacéis algún  plan diferente para comenzar el cole con buen pie después de tener que estar varias horas sentado en clase, la readaptación le resultará mucho más llevadera.

 

Las familias deberían transmitir "una visión optimista" de la vuelta al 'cole' a los hijos para facilitar la vuelta a las rutinas. Pero, ¿cómo hacerlo?

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS