Creatividad al poder

Cámaras de fotos para niños: por qué pueden ser un regalo genial

Si estás desesperado por encontrar un regalo original, práctico y que le ayude a potenciar virtudes como la autonomía o la capacidad de observación a tu hijo, las cámaras fotográficas infantiles son el recurso perfecto por su relación calidad precio y la relación de esta con su rendimiento y su impacto positivo en los peques.

Niña haciendo fotos
Niña haciendo fotos (Foto: depositphotos)

Hoy en día en el que tanto se habla de potenciar todo lo posible la autonomía desde que los niños son pequeños y dejar que se expresen a través de esa creatividad que inunda sus cerebros, hay magníficos regalos que se les puede hacer para unir ambas cosas. Ya te hablamos en su día de los cuchillos infantiles para la cocina y en este texto lo vamos a hacer de otro excelente recurso para peques curiosos: las cámaras fotográficas para niños. 

Somos los adultos los primeros en tomar nuestras cámaras y móviles en cuanto algo nos llama la atención, y los peques lo ven y nos imitan con sus teléfonos y cámaras de juguete. ¿Por qué no dejarles que lo hagan con una de verdad? Así podrán sentirse orgullosos de lo que su ojo y su mano han captado, podrán escoger con libertad qué fotografiar y podrán potenciar un talento que puede acabar siendo un hobbie muy divertido, bonito y productivo, o incluso un trabajo en el futuro. Quién sabe. De momento, lo que seguro será si les regaláis su primera cámara, es un pasatiempo magnífico con el que aprender una forma de comunicación artística que además potenciará virtudes en ellos como la paciencia o la capacidad de observación, ambas muy infravaloradas. Y los padres y familiares, por supuesto, también podrán aprender de esa libertad alejada de normas y prejuicios que solo los niños mantienen impoluta. 

¿Cuánto cuestan?

Además de que son un gran recurso, muy original y distinto de los clásicos regalos de cumpleaños o Navidad que se repiten hasta la saciedad, la mayoría de las cámaras infantiles tienen un precio muy atractivo, ideal para que sean el regalo perfecto. Desde poco más de veinte euros, como luego verás con algún ejemplo concreto que compartiremos contigo, se pueden encontrar modelos, y en todo caso por menos de setenta euros tendrá vuestro hijo una cámara espectacular para estrenarse como fotógrafo en el mundo real.

Ese rango de precios se explica por las características de cada cámara, evidentemente. Pero antes de entrar en los detalles técnicos que las definen, es importante tener en cuenta la edad del crío que la va a utilizar, porque no es lo mismo que tenga cuatro que diez, por ejemplo. En función de ello la prioridad será la sencillez de su sistema y la resistencia al maltrato habitual que los niños pequeños le dan a este tipo de objetos, o la memoria y la calidad fotográfica de la cámara si estamos hablando de niños ya más mayores, a partir de los ocho o diez años. Del mismo modo, y con independencia de la edad en este caso, importan también si es su primera experiencia con una cámara de fotos o ya ha manejado alguna previamente. 

¿En qué fijarse para elegir una?

Una vez se tiene en cuenta el contexto descrito, a la hora de valorar qué modelo escoger, y sin entrar en juicios estéticos porque para gustos están los colores, es importante comparar la resolución, que mide la calidad de la imagen y se traducen en megapíxeles -cuantos más tenga, mejor resolución-; el zoom, que algunos modelos infantiles no lo incluyen; la memoria, que suele rondar los 32 GB pero también las hay con menos cantidad, lo cual permite guardar menos fotos y vídeos; y la batería, que las hay de litio interna recargable mediante cable USB y otras que funcionan con pilas. 

Esas son las cinco características básicas que definirán el precio de la cámara, y son las más importantes a la hora de tomar la decisión dependiendo de a cuáles les deis más prioridad. Hay otros detalles que pueden influir en el precio y en la compra, como por ejemplo si tienen funda impermeable para usarla debajo del agua. 

¿Dónde comprarlas?

Algunos diseños muy bien valorados son la Kidizoom Duo 5.0 de VTech, que destaca por su capacidad de almacenaje y su multifuncionalidad -no es solo una cámara de fotos, es todo un juguete electrónico-; los preciosos diseños eco friendly de The Zoofamily, la Shinepick , un diseño compacto y con zoom; la impermeable de Kriogor; la ToyZoom, un diseño todoterreno que tiene doble lente que incluye un modo selfie; la Fede Cámara; o el económico modelo de Vatenick, ideal para iniciar a los más pequeños en el universo de la fotografía infantil sin necesidad de hacer una inversión grande. 

 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo

#}