Aprovecha al máximo el espacio

Camas que son perfectas para habitaciones infantiles pequeñas

De las camas y literas abatibles al estilo de los años 70 y 80 pero con tecnología actual hasta las camas tren y las camas individuales extensibles, ambas tendencias actuales dentro del universo de la decoración infantil; no te preocupes por el espacio porque soluciones para aprovecharlo al máximo hay más que suficientes.

Literas infantiles (Foto: iStock)
Literas infantiles (Foto: iStock)

Hubo un tiempo en el que nuestros padres, tíos e incluso abuelos, cuando las familias solían ser más grandes que ahora, donde rara vez superan los cuatro miembros, compartían habitaciones que apenas servían para dormir porque no había espacio para más. Los tiempos han cambiado, tenemos menos hijos, pero seguimos, por lo general, queriendo aprovechar al máximo el espacio reducido que tienen las habitaciones de las casas medias, aunque ahora el objetivo sea más a menudo el ocuparlo con otros muebles, como cómodas y escritorios, que más camas, si bien es cierto que poco a poco está volviendo un poco la costumbre de compartir habitación como antaño.

Lo difícil, en cualquier caso, es que las camas no se lleven media habitación por delante, pero la industria del mueble es sensible a estas necesidades y ha desarrollado distintas soluciones que se adaptan a todo tipo de situaciones cuyo objetivo final sea el mismo: ahorrar espacio y aprovecharlo al máximo. 

Camas abatibles

En los 70 y en los 80 eran muy habituales en aquellos pequeños pisos urbanos de nuestros abuelos; es más, es probable que llegarás a dormir en alguna de ellas. La ventaja de este tipo de soluciones que pese a ser menos solicitada se sigue vendiendo por distintas casas de muebles, es que el mecanismo para desplegarla es mucho más sencillo y menos pesado; también son más seguras; y sus estructuras son de garantías, al igual que los colchones que en ellas se pueden colocar son también igual que los que se utilizan en camas fijas. Dentro de las abatibles, hay camas que se recogen en vertical, como antaño, y también en horizontal, y no solo hay soluciones para camas, individuales o gemelas, sino que existen las literas abatibles con sistemas muy prácticos y avanzados. 

Camas extensibles

Ena de las novedades dentro de la industria del mueble infantil que más se está poniendo de moda últimamente son las camas extensibles, que crecen a medida que lo hacen los niños que duermen en ellas. Suelen ir desde el 1,40 m al 1,90, y son cada vez los fabricantes que las están incorporando a sus catálogos, aunque quizá las más famosas, y de ahí que se estén calando tanto, sean el modelo de aire retro en distintos colores de Ikea

Camas tren y literas

Cama litera (Foto: Kenay Home)
Cama litera (Foto: Kenay Home)

La opción tradicional para aprovechar al máximo el espacio en una habitación infantil sin el incordio que para muchas personas es tener que desplegar y recoger camas cada día son las literas, dentro de las cuales la opción de colocar a ras de suelo la cama inferior es la tendencia más novedosa en los últimos tiempos, una forma de dar más sensación de amplitud al espacio reducido. La otra gran novedad son las camas tren, un recurso ideal para salvar ventanas y aprovechar un poco más el espacio colocando estanterías, armarios o cajones con la sensación de ser todo un bloque en conjunto.

Cama nido

Son la opción clásica de los 90, esa que teníamos la habitación de casa de los padres “por si venía un amigo a dormir”. Con todas las opciones más cómodas que esta que hay en el mercado, no parece la opción ideal tener que desplegar una segunda cama, o una tercera cama en caso de litera con cama nido, cada noche, pero muchas veces la opción que mejor encaja por espacio y presupuesto no es la más cómoda, de manera que la cama nido es una solución a tener en cuenta para habitaciones infantiles pequeñas. 

Camas en L

Cama en L (Foto: Muebles Morte)
Cama en L (Foto: Muebles Morte)

Esta es una opción que no se puede adaptar a todas las habitaciones porque generalmente es necesaria una ‘L’ en ella sin radiadores ni ventanas u otros elementos que ocupen ambas paredes para colocar las camas cruzadas, y se necesita un espacio mínimo moderado para dejar un espacio libre para convivencia que permita el movimiento por la habitación. Pero, dicho esto, es una solución que a nivel estético funciona muy bien porque da sensación de amplitud y se puede aprovechar el mismo espacio dos veces colocando la cama que va en horizontal en altura para poder disponer debajo de ella, por ejemplo, el escritorio o un armario complementario.

Más de dos camas

No es descabellado pensar en habitaciones compartidas por tres hermanos, pero lo que es evidente es que para ello es necesario una habitación con unas medidas mínimas en las que quepan las dos soluciones que mejor se adaptan a esta necesidad: una litera triple o con cama nido que se despliegue por debajo de la cama inferior son ideales para espacios más pequeños; y una litera o cama tren junto a otra individual que formen una ‘L’ aprovechando dos paredes de la habitación es perfecta en habitaciones medianas.

Dentro de estos esquemas básicos, hay distintas opciones, como colocar la cama individual a nivel medio para dar más sensación de equilibrio y aprovechar la parte inferior para cajones; incrustarla debajo de la parte superior de la cama tren; o disponer dos camas individuales abajo y una tercera en altura, encima de las otras dos, son tres opciones interesantes. También se puede optar por el formato de dos literas si se necesitan cuatro camas, teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, que las hay abatibles. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo