Patrocinado

El regreso a las aulas implica también la vuelta a las mochilas ‘sobrecargadas’

¡Cuida su espalda! El Dr. Kovacs, referencia internacional en el cuidado de la espalda, nos da las claves para que la columna vertebral de los niños goce de buena salud.

Solo tenemos una espalda y es para toda la vida, por lo que es importante mantenerla fuerte desde la infancia. El Dr. Kovacs, director de la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE), nos da unos consejos para cuidar la de los niños:

  • El menor debe mantenerse activo. Si se pasa el día sentado, su musculatura pierde fuerza y aumenta el riesgo de sufrir dolores.
  • Es importante que haga deporte habitualmente: nadar, montar en bici, correr…
  • Si le duele la espalda, que no se acueste, porque un reposo superior a 48 horas provoca que los músculos de la espalda pierdan firmeza y tono, y puede incrementar el dolor. 
  • Hay que reducir al máximo el contenido de su mochila. Los estudios demuestran que habitualmente llegan al 30 % del peso del niño cuando no deberían superar el 10 %.
  • Lo más adecuado para transportar muchos libros es usar una mochila con ruedas como las de Boomerang, la marca de deporte exclusiva de El Corte Inglés. Si no las lleva, procura que el niño porte los dos tirantes correctamente puestos, con la mochila pegada a la espalda y situada relativamente baja (entre las caderas). La explicación: la carga debe ser simétrica entre los dos brazos porque cuanto más descompensado esté el peso, más tiene que trabajar la musculatura de un lado y más se daña la espalda.
  • A la hora de distribuirla, conviene colocar primero los objetos pesados y situarlos en la parte de la mochila más cercana a la espalda.
  • Para levantarla, puede ponerla sobre una mesa y, sin agacharse, colocársela a la espalda.

El Dr. Francisco Kovacs, director de la Unidad de la Espalda Kovacs del Hospital Universitario HLA-Moncloa (Madrid) nos cuenta que diferentes estudios han demostrado que sufrir dolor de espalda en la niñez aumenta el riesgo de padecer dolor crónico durante la edad adulta. Y la mejor manera de prevenir esta dolencia es fomentar una vida sana y el deporte en nuestros hijos.

Continúa leyendo