Muñecas que rompen barreras

Muñecas 8M: rompiendo barreras desde la infancia

Jugar con muñecas es tan cosa de niñas como de niños, porque no debemos nunca dejar de tener en cuenta que habrá niñas a las que le gusten las muñecas, niñas a las que no, niños que disfruten jugando con ellas y niños que prefieran otros juegos. Así de simple, tanto como entender que es cuestión de gustos. Sin embargo, hay otro factor: no todas las muñecas son iguales y las hay que llegan para romper barreras, como es el caso de las muñecas 8M. ¿Aún no las conoces?

Con motivo del Día Internacional de la Mujer la empresa juguetera Beysal trae a España la primera serie de las muñecas 8M, unas muñecas que rompen barreras, que surgieron precisamente el 8M de 2018 (de ahí su nombre) y cuyo objetivo es inspirar a las niñas para que elijan su futuro sin ningún prejuicio, por ello, estas muñecas de la primera serie representan estas ocho profesiones: Abogada, tatuadora, eco-piloto, investigadora, guionista, climatóloga, bombera y chef, profesiones en las que tradicionalmente el número de mujeres ha sido y es inferior al de hombres.

No hay barreras, cada niña puede llegar a ser lo que quiera ser y transmitir esta idea mediante el juego es una forma de inspirar y de dar visibilidad, de acercar realidades que también deben estar al alcance de las mujeres, sin obstáculos.

Además, detrás de estas muñecas hay mucho más: 8M es un proyecto que va unido a la formación, motivo por el que cada una de las muñecas viene con una tarjeta coleccionable, en la que se detallan referentes reales de España, casos de mujeres que un día decidieron romper las barreras que encontraron en su camino para poder llegar al objetivo que deseaban: llegar a ser las profesionales que hoy son, gracias a su esfuerzo, al tiempo dedicado a formarse y a una incansable perseverancia.

Otro punto importante a tener en cuenta es que 8M, MUÑECAS QUE ROMPEN BARRERAS destinará parte de los beneficios a la FUNDACIÓN ALALÁ y ese dinero se utilizará para comprar material escolar para las niñas de las 3.000 Viviendas de Sevilla. Una ayuda esencial para que puedan completar su formación y tengan la oportunidad y los recursos necesarios para llegar a ser lo que ellas decidan en el futuro.

Dejemos que jueguen, que sueñen y que consigan esos sueños, sin barreras, sin frenos, sin techos.

foto firma

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Soy amante de la lectura, la poesía, me encanta viajar, descubrir y aprender. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte interesante y emocionante.

Continúa leyendo