Creatividad infantil

Dibuja a las personas sin tronco

A los tres años los garabatos del niño empiezan a parecerse con la realidad. Aunque de forma rudimentaria, podemos adivinar lo que quiere dibujar, y muchas veces son personas: mamá, papá o él mismo.

Dibuja a las personas sin tronco

Lo más normal es que dibuje las figuras simplemente con un círculo con ojos, nariz y boca (no tienen por qué estar en el centro de ese círculo o incluso dentro de ese círculo) y con brazos y piernas rígidas que salen directamente de la cabeza. Es normal que aún no ponga tronco a las personas en sus dibujos, aunque algunos ya lo intentan (normalmente sin cuello, eso sí).

Consejos

Una advertencia: no le corrijas, aunque lo que veas sean simples garabatos. Lo que hace está bien. No intentes que el dibujo se parezca a algo. Si no pinta tronco a las personas, no pasa nada, si hace un sol verde, tampoco. Es su visión del mundo y es maravillosa.

Y otro consejo más: no sustituyas el papel por el ordenador. Existen en el mercado programas informáticos que prometen que el niño va a aprender a dibujar y a utilizar el ordenador a la vez. A esta edad las manos de los niños son la prolongación de su cerebro. Necesitan experimentar las cosas directamente, tocarlas, para poder entenderlas, así que el ratón y la pantalla del ordenador no son más que elementos que se interponen entre ellos y la realidad. Los expertos aconsejan, al principio, un uso muy esporádico de estos programas.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS