Habitaciones infantiles

Claves para iluminar el cuarto de tus hijos

La luz es determinante para los seres humanos. Tanto su ausencia como sobreexponernos a ella nos afecta. Un cuarto mal iluminado puede suponer dolores de cabeza o problemas de visión.

Claves para iluminar el cuarto de tus hijos

A la hora de preparar la habitación de nuestros hijos es importantísimo tener en cuenta la iluminación. Sobra decir que el cuarto de los niños debe tener una ventana por la que entre luz natural ya que afecta de manera positiva en el estado de ánimo y muy especialmente en el de los niños, mientras que un cuarto mal iluminado puede conllevar problemas de salud como trastornos de visión, dolores de cabeza y fatiga general. A partir de ahí, disfruta con la búsqueda de las lámparas que más se adaptan a tus gustos personales y a los de tus hijos.

  • Apliques de pared y lámparas de techo. Consiguen una iluminación general que permita realizar cualquier actividad cuando ya se ha hecho de noche. Tienes dos opciones: apliques de pared o lámparas colgantes. Como norma general, si los techos son altos las lámparas colgantes funcionan bien y si el techo es bajo, es mejor poner un aplique fijo.
  • Luz de lectura. Seguramente habrá un lugar en la habitación destinado a leer, dibujar o, si son más mayorcitos, a estudiar. Ilumina ese espacio con una buena bombilla blanca y directa para que el niño no tenga que forzar la vista. Esto le podría producir dolor de cabeza, cansancio e incluso falta de concentración. Actualmente existen muchos modelos de luces de lectura: flexos para los escritorios, luces de mesilla de noche o apliques de pared direccionables que resultan especialmente prácticas para instalar en literas o camas altas, ya que pueden colocarse en el lugar y la altura que se desee.
  • Luz ambiente.Ofrecen una luz amarillenta o anaranjada y cumplen sobre todo una labor decorativa. Como fuente de iluminación no son imprescindibles, pero resultan muy acogedoras y relajantes. Son muy útiles para aquellos niños que no quieren dormir totalmente a oscuras o para crear un ambiente agradable en los momentos previos al sueño. Suelen presentarse con formas divertidas y atractivas y son ideales para colocar en mesillas de noche, estanterías o incluso en el suelo.
  • De fantasía.Proyectan imágenes en el techo o en las paredes y su función, como en el caso de la luz ambiente, es relajar e introducir a los niños de manera placentera en los sueños.
  • Luz de guía. También se llaman quitamiedos y consisten en un punto de luz que sirve de referencia en las habitaciones normalmente de bebés, pues permite visualizar obstáculos. Suelen enchufarse directamente y no ocupan casi espacio. Apenas consumen, ya que llevan bombillas LED y son discretas y pequeñas, aunque algunas tiene luces multicolores muy suaves que van variando y crean bonitos efectos.

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS