Fiestas infantiles

¿Cómo celebrar un cumpleaños infantil en verano?

Muchos niños cumplen años en verano y, la verdad, el hecho de que no puedan disfrutar de una fiesta con todos sus amiguitos del cole y la urbanización nos da pena ya que, seamos sinceros, a ellos les haría muchísima ilusión.

Cumplir años en verano es una circunstancia común a muchos, puede que también a tu hijo. Ellos se apenan de no poder celebrar su fiesta con sus compañeros pero la verdad tenemos varias opciones para que estén contentos.

Una de las soluciones que tenemos es celebrarlo a finales del curso escolar, en junio, o a principio, en septiembre, pero la verdad es que ya hay muchos cumpleaños en esa época y puede ser un poco caótico con la vuelta al cole y el final del mismo. Otra opción que tenemos para celebrar el nacimiento del pequeño es preparar algo más especial en mitad del verano, quizá con menos amigos, pero igual de divertido y, sobre todo, muy original.

Despertarse por la mañana y saber que es tu cumpleaños es una sensación genial de la que todos disfrutamos, ¡dejemos que los peques lo experimenten con toda la inocencia, energía y felicidad que tienen!

Debemos recordar que en verano hace mucho calor (es lo que tiene el sol y vivir en España y no en Suecia), así que el cumpleaños que celebremos deberá estar pensado para esta circunstancia. Alquilar unas pérgolas que den sombra y poner ventiladores grandes (que cumplan con todas las normativas de seguridad) son dos opciones muy buenas si vamos a celebrar los años en el jardín de casa o de casa de los abuelos.

A la hora decidir la comida y bebida no hay que olvidar que, aunque podemos ser algo más permisivos con las chuches y los chocolates, la alimentación saludable es muy importante. Una barra libre de fruta fresca cortada en dados y unos palillos de madera largos les permitirá jugar haciendo sus propias brochetas llenas de vitalidad y mucho más sanas que las patatas fritas de bolsa.

Sandwiches de crema de avellanas son un clásico pero podemos innovar e incluir también medias noches de pavo con lechuga, brioches de tomate y jamón y los clásicos bocadillos de paté bajo en grasas son soluciones rápidas y sanas para los niños.

Los refrescos de cola y naranja son habituales en las  fiestas infantiles pero podemos optar por una versión sana de todo ello: zumos naturales de frutas sin azúcar y para el toque carbonatado un par de chorros de gaseosa sin edulcolar o de agua con gas o sifón.

Cuando pensamos en cómo entretener a los niños siempre se nos ocurren un montón de ideas clásicas y divertidas como el juego del pañuelo o el de decora tu propia camiseta, sin embargo, y también para facilitarnos la existencia a los padres, existen un montón de empresas que se encargan de la organización de este tipo de actividades en fiestas infantiles y que cuentan con animadores, payasos y monitores que nos liberarán de parte del agobio de las fiestas.

Al final del día, lo único que queremos los padres es que los niños disfruten, lo pasen bien y recuerden todo el año su fiesta, ya que, como todas las buenas fechas, solo se celebra el cumpleaños una vez al año.

También te puede interesar:

Continúa leyendo