Ideas

Cosas que puedes enseñar a tus hijos para cuidar el medio ambiente

La cuestión es querer porque la lista de hábitos y consejos que compartimos contigo a continuación no implica más inversión que la constancia y el dese de vencer a la pereza, gran enemigo de la sostenibilidad.

Medioambiente (Foto: Pexels)
Medioambiente (Foto: Pexels)

Más allá de que cada 5 de junio se celebre el Día Mundial del Medio Ambiente, la sostenibilidad y el cuidado del planeta es algo que se debe cultivar a diario, durante los 365 días del año.

La educación nos demuestra a las generaciones adultas que se pueden cambiar los hábitos en este sentido porque los adolescentes y los niños están mucho más concienciados que buena parte de sus padres, y es fundamental que en casa demos ejemplo y potenciemos esa sensibilidad con la salud del medioambiente que traen de clase. 

No es muy difícil hacerlo, ni siquiera la excusa de la pereza es válida porque hay ideas y hábitos muy sencillos que se pueden enseñar a los peques en el ámbito del hogar para cultivar en ellos de manera natural su compromiso con nuestro entorno natural:

Cerrar el grifo cuando se cepillen los dientes y se laven las manos

Una medida tan fácil de enseñar y aplicar puede salvar muchísimos litros de agua cada día. Tantos como 6 litros al minuto.

Reciclar es divertido

 Reciclar residuos de manera responsable es una de las medidas más eficaces para ralentizar el cambio climático y cuidar el medioambiente. Los niños, aunque en clase aprenden a diferenciar por colores, se marean si en casa no se mantiene esta costumbre, así que mantenedla, por favor. Como lo normal es no poder tener un cubo del color con el que se identifica cada tipo de residuos, podéis convertirlo en un juego: dejad que los decoren, que escriban qué va en cada uno de ellos e incluso que decoren cada cubo para que no se equivoquen al tirar la basura. 

Electricidad responsable

Insistid en hábitos sencillos y que ocurren a menudo en el ámbito del hogar. Mostradles cómo ponéis el lavavajillas y la lavadora solo cuando están completos, como ponéis el tapón para que el agua no se vaya cuando limpiáis una prenda a mano y, sobre todo, enseñarles la importancia de apagar las luces al dejar una habitación. 

Dejad que tiren la basura con vosotros

Puede ser una odisea bajarla en familia, pero les ayudará muchísimo a entender eso del reciclaje de lo que tanto les hablan en clase. Y esta es también la mejor manera de aprender qué va en cada contenedor. 

No cojáis el coche para ir cerca de casa

Un paseo al supermercado con el carro de la compra en vez de ir en coche cuando la distancia es razonable. La vuelta cuesta mucho más que en coche si vais cargados y con peques, pero es un aprendizaje para ellos, que asimilarán de manera natural que lo normal no es ir en coche a todos los sitios. 

Haced la compra con ellos

Aprovechad también el momento supermercado para algo provechoso. Ya que les suele gustar mucho ayudar, explicadles por qué hay que evitar los envoltorios de plástico todo lo posible, utilizad mallas reutilizables para la fruta y la verdura y, por supuesto, llevad bolsas de tela desde casa. Que ellos sean partícipes de dichos hábitos para que los hereden con naturalidad en el futuro.

Una papelera a mano en casa

Como los peques hacen muchas manualidades en casa, podéis hacerles responsable del llenado y posterior limpieza de una papelera en el cuarto de juegos. Así sabrán que el papel y el cartón se tira aparte para que así tenga una segunda vida, y también serán conscientes de la cantidad enorme de residuos que se pueden reciclar a diario.

Una planta para que la cuiden

Si tenéis la suerte de que en casa disponéis de un espacio agradable para las plantas, podéis regalarles una a vuestros hijos para que se hagan responsables de su cuidado. No hay forma de entender a la naturaleza que viéndola crecer en casa gracias al cariño y los cuidados que le damos. 

Meriendas saludables

No nos referimos tanto a lo que les damos de comer al salir del cole -de la dieta saludable ya hemos hablado a menudo en otros textos- sino de los recipientes que llevamos. Es muy habitual ver las papeleras a la salida de los coles con tetra bricks y envoltorios desechables cuando hoy en día hay opciones de sobra para llevar la merienda en recipientes y botellas reutilizables. Solo hay que vencer a la pereza para dar ejemplo y poner un granito de arena con el cuidado del medioambiente.

Apostar por iniciativas sostenibles

Es importante concienciar a los niños de la importancia de tratar de ser más sostenibles y de buscar marcas, empresas e iniciativas que vayan en esta línea a la hora de apostar por nuestra alimentación en casa. Son muchas las marcas que están apostando por proyectos e iniciativas para fomentar la sostenibilidad, por ejemplo, Fontestad cuenta con el proyecto Planeta Fontestad, que refuerza su compromiso con la sostenibilidad y que aúna en un solo concepto global la filosofía medioambiental y de mejora para el planeta que durante los últimos 75 años viene realizando la empresa valenciana. Planeta Fontestad enfoca sus actividades hacia los tres pilares fundamentales de desarrollo: lo económico, lo social y lo medioambiental y viene a reforzar con acciones concretas los objetivos de sostenibilidad de la empresa para los próximos años. Entre estos cabe destacar la gestión medioambiental, cuyo principal objetivo es reducir el consumo de agua en sus líneas un 90%, así como la reducción y reciclaje de residuos, fitosanitarios y fertilizantes; la gestión de biodiversidad, con una fuerte apuesta por el control biológico y fomento de la biodiversidad; la gestión del ruido, que tiene como fin limitar la emisión de ruido y reducir la contaminación acústica; la gestión de la energía tiene como objetivo trabajar con luz natural durante la mayor parte del día para reducir las emisiones de CO2; y la gestión de emisiones atmosféricas a fin de reducir la huella de carbono, con la utilización de energía renovables.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo