Conócelos

Los mejores deportes colectivos para niños que no sean de contacto

Estas son las cinco disciplinas deportivas sin contacto, o donde este está muy limitado, que son una alternativa ideal para que los peques practiquen un deporte de equipo que no sea ni el fútbol ni el baloncesto, los más conocidos.

Béisbol (Foto: Pexels)
Béisbol (Foto: Pexels)

Hay muchísimas formas distintas de enfocar la elección de actividad extraescolar para nuestros hijos. Lo lógico es hacerlo poniéndonos en su piel, pensando qué les puede gustar más, y escuchando su opinión. Y, a partir de ahí, si el deporte en el área escogida, toca quedarse con una disciplina. Esta puede ser individual o colectiva, y dentro de estas últimas, de contacto, las más conocidas, o las que no lo son. 

El fútbol, el baloncesto, el balonmano, el hockey, el waterpolo… la gran mayoría de los deportes de equipo implican contacto directo con el conjunto rival. Esto añade irremediablemente una dosis de agresividad a dichos juegos y, sobre todo, de riesgo de lesiones derivadas de dichos choques. Ofrecen muchos más beneficios que riesgos, pero si os preocupa este factor, debéis saber que también hay disciplinas de equipo en las que este factor está anulado por completo. 

Estas son las cinco más conocidas: 

Voleibol

Es un deporte muy divertido que se caracteriza por tener picos de intensidad ya que los puntos discurren en un espacio muy corto de tiempo. Requiere una alta concentración, buena capacidad de observación y anticipación y un trabajo sobresaliente de coordinación con los compañeros de equipo, además de habilidades técnicas que se trabajan en cada entrenamiento. Es un deporte olímpico que en España es relativamente sencillo de practicar en edad infantil, aunque no tiene la fama que posee en países como Cuba o Brasil, por ejemplo. También en el deporte universitario norteamericano es muy practicado el voley. 

Béisbol

Uno de los deportes estadounidenses por excelencia es el béisbol, seguramente el deporte de equipo que no requiere contacto más conocido del mundo. A decir verdad, el contacto no está eliminado del todo de la ecuación porque sí puede producirse algún toque entre rivales -de hecho, esta es una de las formas de eliminación del juego-, pero no conlleva choques bruscos ni encontronazos constantes la dinámica de la disciplina, que se juega tanto en chicas como en chicos. En España poco a poco son cada vez los espacios en los que los niños pueden jugar a este deporte.

Sófbol

Mucho menos conocido que su hermano mayor, el béisbol, es el sófbol, un juego similar a este pero en el que existen diferencias notables. Por ejemplo, el campo tiene dimensiones menores, y el material que se utiliza también es distinto. La bola, por ejemplo, es más grande, y su lanzamiento se realiza por debajo del hombro. En el béisbol, en cambio, el pitcher o lanzador lo hace por encima de dicha articulación. No hay muchísimos lugares en los que se puede practicar en España, pero hay una competición liguera, y la mayoría de los clubes que participan tienen escuelas infantiles. Uno de los mejores en categoría femenina es el equipo del municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid, por ejemplo. El sófbol, a diferencia de lo que mucha gente cree, no es una variante femenina del béisbol. En los dos deportes hay ambas categorías.

Ciclismo

A alguno puede sorprenderle la inclusión de esta disciplina en esta lista pero el ciclismo es un deporte muy peculiar porque el ganador es un solo individuo, pero se compite en equipo. Además, y esto es muy importante, también se entrena en equipo, por lo que es un deporte que cuenta con la inmensa mayoría de los beneficios de los deportes de equipo y además le suma muchos propios de deportes individuales. En España, está muy extendido el ciclismo formativo, por lo que es relativamente sencillo que un niño pueda practicarlo como actividad extraescolar. Las escuelas suelen aceptar a niños de 6 a 14 años, osea que se puede empezar relativamente pronto. El contacto, por cierto, tampoco está anulado por completo, pero no es la esencia de este deporte; de hecho, está muy controlado porque es básico que no se produzca para garantizar la seguridad de los deportistas. 

Pádel

Juegan dos personas por equipo solamente, pero el pádel no deja de ser un deporte de equipo. Además, a diferencia del tenis, disciplina en la que el dobles es secundario con respecto a la categoría individual, el pádel necesita que se juegue dos contra dos. En los últimos años se han construido más pistas individuales, pero ni siquiera profesionalmente se disputan torneos que incluyan dicha categoría. Por lo tanto, es una opción perfecta si buscáis un deporte de equipo sin contacto.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo