Pintura

¿A partir de qué edad pueden pintar en caballete los niños?

No hay una edad concreta pero sí ciertas etapas en las que su desarrollo psicometría y emocional facilita esta actividad.

Últimamente, con la recurrencia cada vez mayor con la que la educación apuesta por el arte, especialmente por la pintura, para que sea el elemento central de alguno de los proyectos trimestrales que se llevan a cabo en Educación Infantil de 3 a 6 años, los peques quieren probar antes herramientas específicas como el caballete. Ahora los conocen antes y su curiosidad, ya sabemos, dispara su deseo.

Eso hace que algunos padres se pregunten si ya están preparados en esas edades sus hijos e hijas para pintar en este soporte reducido. Y la respuesta no está clara que sea un sí, pero tampoco es un no porque se les puede enseñar a utilizar alguno de los modelos pequeños con lienzos infantiles que se encuentran disponibles en tiendas multiproducto sobre todo. 

Tampoco es un sí porque en el curso de 3 años su manera de pintar todavía es bastante descontrolada por lo general, por lo que es preferible que practiquen en superficies más grandes y que experimenten con distintas técnicas como la pintura de manos en soportes que no les limiten tanto el espacio. Esto les suele motivar más que un caballete a dicha edad, y prueba de ello es este ejercicio en el que podéis reproducir la cueva de Altamira en el salón de casa. Es importante, eso sí, dedicad tiempo a explicarles dónde sí se puede pintar y dónde no en casa y también adaptar el material a estas edades más tempranas: no solo con pintura de manos, sino también con lápices de pinta redonda, por ejemplo. El pincel puede esperar salvo que simplemente queráis que experimenten con libertad en espacios muy amplios.

La cosa cambia entre los 5 o 6 años porque empiezan a ser más precisos con el trazo. Su desarrollo psicomotor les permite trabajar con pinceles con cierta soltura y también dominan un poquito mejor conceptos como las proporciones. Además, razonan bastante bien, lo cual es clave a la hora de transmitirles conocimientos concretos para pintar sobre lienzo en caballete. No es de extrañar que sea alrededor de esta edad, 6 años, cuando las escuelas de pintura que tanto proliferan en las ciudades actualmente, acepten alumnos.

Este desarrollo es todavía mayor de 7 a 12 años, en la etapa de Primaria, una edad fantástica para que pinten en caballete, con pinceles, lienzos u otros materiales pictóricos, siempre que lo deseen. 

Los beneficios de ello dependerá de cada peque pero hay una cosa clara: no hay riesgos de ningún tipo salvo que afecte negativamente a su autoestima porque genere frustración, pero siempre será una herramienta la pintura para trabajar la gestión de dicho sentimiento. Al igual que lo es para comunicarse y expresar cualquier otra emoción que el niño o niña lleve dentro, de ahí que incluso en estos casos la pintura como actividad extraescolar o simplemente como actividad casera en el tiempo libre de los niños y niñas sean tan recomendable.

En caso de que le regaléis un caballete, tratad de acercaros a aquellos productos que por edad son más cercanos a vuestros hijos e hijas salvo que su dominio sea superior al apropiado para su edad por el motivo que sea. Hay caballetes mini infantiles que son una muy buena opción como primera experiencia con esta herramienta pictórica.

Continúa leyendo