Cuando empezar a practicar

Escalada deportiva para niños: cómo seguir los pasos del campeón olímpico Alberto Gines

El joven cacereño, medalla de oro en Tokyo 2020, empezá a practicar esta disciplina con 3 años, y tu hijo, si lo desea, puede hacerlo también.

De repente, casi de la nada para el espectador medio, irrumpió Alberto Gines a sus 18 años en los salones de media España a través de la televisión, para llevar a la escalada deportiva directa al prime time con la histórica actuación que le valió ser el primer campeón olímpico de esta disciplina deportiva nueva en el programa de los Juegos

Después, supimos que el cacereño empezó con tres años a practicar escalada junto a su padre, dato que nos ha hecho preguntarnos si esto es lo habitual para todos los niños que, viendo a Alberto en la tele, se hayan quedado prendados de esta atractiva modalidad deportiva. 

La respuesta es que sí, que a partir de los 3 (los más precoces), sobre todo de los 4 años, la mayoría de las escuelas de escalada deportiva para niños ya admiten alumnos, si es que los padres y el pequeño escogen practicar este deporte como actividad extraescolar, todas las semanas, o practicantes ocasionales, en caso de que quieran probar al menos un día -en algunas se pueden celebrar cumpleaños, por ejemplo- y ver si le gusta. No es necesario, por lo tanto, que alguien de la familia haya practicado escalada antes para que el niño empiece desde cero alrededor de los 4 o 5 años. 

La mejor edad para empezar

En estas edades tan tempranas, los profesionales de la escalada que enseñan a los niños tienen como objetivo principal que los niños se lo pasen muy bien iniciándose en este deporte con juegos y prácticas que les permitan superar pequeños retos y, poco a poco, coger el gustillo a la disciplina. Será alrededor de los 8 o 9 años cuando se empiece a profundizar más en detalle en aspectos técnicos de la escalada, un deporte que con el boom de las instalaciones artificiales se ha acercado al ámbito urbano, facilitando así su práctica a un gran número de personas, mayores y niños, que no tienen la suerte de vivir junto a paredes naturales escalables cerca de casa..

De un tiempo a esta parte, los rocódromos, las salas de bulder y, en consecuencia, las escuelas de escalada que admiten niños entre su alumnado se han multiplicado, y seguramente no hay mejor noticia para todas ellas que el oro olímpico de Alberto Ginés en Tokyo porque habrá conseguido acercar la escalada por primera vez en su día a miles de niños de nuestro país que ahora tienen, cuanto menos, la curiosidad por probar eso tan espectacular que han visto hacer por televisión.

Beneficios de la escalada deportiva

Tal y como explican desde Indoor Wall, la escalada es un deporte que aporta numerosas beneficios a nivel personal a los niños que se inician en ella, tales como el “desarrollo de  la psicomotricidad, trabajo cooperativo, la superación de múltiples retos de manera autónoma y segura, así como la adquisición de valores del cuidado de nuestro entorno”. 

Desde The Climb Kids, escuela de escalada deportiva para niños, añaden que este deporte “Favorece el desarrollo de habilidades motoras: equilibrio, postura, fuerza, resistencia; promueve el crecimiento y la mejora del individuo a través de la gestión de las emociones y la superación de sus miedos; estimula el desarrollo de la responsabilidad y la confianza en los demás a través del aprendizaje de las técnicas de aseguramiento”.

Además, para los niños es una actividad muy estimulante porque es una aventura nueva y un reto muy llamativo que despierta rápidamente su curiosidad. Y otra de las grandes ventajas es que a diferencia de otras disciplinas deportivas que se practican en el cole o en la calle, en la escalada casi todos los niños que empiezan lo hacen de cero; como mucho, con alguna noción previa si alguien cercano les ha llevado alguna vez. 

Por último, otro gran beneficio para los peques del que no podemos olvidarnos es que este tipo de modalidades son una lección permanente para que los niños que la practican conozcan sus límites, los reconozcan y traten de superarlos. 

Y si te preocupa la seguridad, debes saber que no conlleva más riesgos de lesiones y accidentes que otros muchos deportes más conocidos porque el equipamiento de seguridad que se utiliza en la escalada deportiva soporta carga de miles de kilos, muy superiores a las soportadas por el cuerpo humano. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo