Ideas

Juegos con niños que puedes hacer solo con un dado

Compartimos contigo hasta cuatro ideas sencillas de juego, todas ellas muy divertidas, con solo uno (o dos) dados como material.

¿Quién dice que necesites una tableta, un baúl lleno de juguetes o una cocinita tamaño real para que un peque se entretenga? Si eres madre o padre, ya habrás comprobado en primera persona que a menudo se divierten más tirando de imaginación y creatividad, cambiando el uso de cualquier cosa que tengan por ahí. 

Pues bien, te animamos a ti a hacer lo mismo, a aplicar la misma “lógica” cuando quieras jugar con ellos o ellos demanden que lo hagas y no tengas nada alrededor que te inspire. Solo necesitas buscar un dado, o dos a lo sumo, de los de toda la vida, nada de diseños especiales, y con ellos podrás inventarte algún juego superdivertido para niños pequeños.

Te lo demuestra el equipo de Kinuma, una tienda de juguetes online, en su interesante canal de comunicación en Instagram. En él, nos proponen una actividad genial con un dado: la llaman “dibujar monstruos” pero podéis sustituir estos por animales, personas con distintos rasgos físicos, dinosaurios o lo que se os ocurra que les pueda gustar a los peques.

Solo necesitas hacer una tablilla a mano muy sencilla asociando distintas formas a cada número del dado. No necesitas ser Picasso, como puedes ver en el vídeo de Kinuma que acompaña la explicación escrita del juego. A partir de ahí, es tan sencillo como tirar y dibujar aquello que el azar estime oportuno. Es un juego sencillo, muy divertido y que estimula mucho la creatividad de los niños.

Si además de ese primer dado que todos tenemos en casa, aunque sea dentro del viejo parchís, disponéis de un segundo a mano, el número de juego que podéis hacer se multiplica exponencialmente. 

Desde Kinuma nos proponen una actividad, por ejemplo, ideal para peques que están empezando con las multiplicaciones. Necesitáis solamente un folio A4 con cuadrícula, un lápiz, un boli y los dos dados. Y solamente se trata de rellenar tantos cuadrados de la cuadrícula como salgan marcados en los dos dados al tirar. Luego hay que sumar los que quedan en el espacio delimitado y el número resultante será el mismo que si los multiplicamos.

Podéis echarle imaginación y usar colores, darles forma de edificios, de coches, crear un “tablero” con los recuadros más grandes, convertirlo en un juego de competición a ver qué jugador rellena su tablero antes… ¡y mil cosas más!

“, señalan desde Kinuma.

Otras dos opciones de juego interesantes con uno y dos dados las propone el equipo de Patapato, a las que llama “el cerdo” y “Chicago”.

Para la primera solo se necesita un dado de 6 caras y papel y bolígrafo para anotar las puntuaciones. La dinámica consiste en lo siguiente: “Puntúan todos los números menos el 1. Cada jugador hace una tirada si saca un 2345 o 6 anota la puntuación pero si saca un 1 pasa el turno y no puntúa”. 

Este sencillo juego, que es más entretenido de lo que puede parecer a priori, se puede complicar más “añadiendo la norma de que podremos repetir la tirada tantas veces como queramos siempre que no hayamos sacado un 1, pero si sacamos un 1 perderemos todas las puntuaciones acumuladas en el turno”, explican desde Patapato. Gana quien tenga más puntuación después de las rondas que se fijen antes de empezar la partida. 

Para el segundo juego, “Chicago”, hace falta un segundo dado de 6 caras y un mínimo de 3 jugadores. Se juegan once rondas y en cada una de ellas hay una puntuación objetivo que comienza por 2 en la primera. Esta va subiendo de uno en uno hasta llegar al objetivo 12 en la undécima ronda.El equipo de Patapato apunta que “Cada jugador debe tirar dos dados y el objetivo es lograr la puntuación de la ronda sumando los números de ambos dados”. 

En caso de que se consiga, anotas puntos en tu casillero, pero si no lo haces, te quedas a cero y juega el siguiente turno.  Gana, de nuevo, quien más puntos tenga al final de las once rondas. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo