Magia de la Navidad

La Carta de los Reyes Magos para niños que preguntan si existen

Hemos encontrado una carta perfecta para alargar un poquito más la magia de la Navidad que llena las caras de ilusión de los niños. Si crees que ha llegado el momento de descubrir el gran secreto, los Reyes Magos tienen algo preparado para ellos y también para vosotros: sus padres.

reyes
Fuente: iStock

En la vida, todos los padres van a tener que enfrentarse a muchas preguntas de sus hijos que se repiten en todas las familias. Una de ella, y una de las que más se temen siempre, es la de ‘¿Existen de verdad los Reyes Magos?’ (Quien dice Reyes Magos, dice Papá Noel o el Ratoncito Pérez).

El contexto es casi siempre el mismo: el niño tiene la suficiente conciencia como para pensar que algo no le cuadra, como por ejemplo que es imposible que visiten todas las casas del mundo la misma noche cargados de paquetes tan grandes o, por el contrario, algún ‘chivato’ en el colegio o en su entorno que le hace empezar a sospechar y a dudar de la magia de la Navidad.

Y la otra parte es la de afrontar la pregunta que, casi siempre, nos cae como un jarro de agua fría a los padres. Y ahora, ¿qué? ¿Seguimos manteniendo la magia o nos decantamos por tener la conversación evitada?… Aquí hemos de confesar que son muchos los expertos en psicología infantil que se mantienen firmes en la opinión de no mentir a los niños y que consideran que, cuando empiezan a hacer preguntas y sospechar, lo mejor es contarlo.

Pero sabemos que hay formas y formas de hacerlo y que, por supuesto, no es lo mismo que les soltemos la mentira de manera fría y sin rodeos, a que lo hagamos poniéndole cariño y empeño a la situación.

Una carta guardada desde hace años

Así que, si creéis que ha llegado el momento de revelar uno de los secretos mejor guardados de la infancia, hemos encontrado una carta que lleva merodeando varios años por redes sociales y grupos de WhatsApp y que puede convertirse en vuestra mejor arma para enfrentaros a la pregunta del millón. La misma se hizo famosa después de que la usuaria de Facebook María Rubio, de Zaragoza, la compartiese en su perfil de la red social en las navidades de 2015. A día de hoy ha sido compartida más de 265 mil veces y ya ha traspasado fronteras.

Se trata de, nada más y nada menos, que una misiva escrita directamente por los Reyes Magos (en este caso) y que va dirigida a los padres. Una carta que se guarda de generación en generación y en la que piden ayuda a todas las familias del mundo.

En ella se encargan de contar qué está pasando exactamente y revelan que tienen unos ayudantes que les permiten llegar a todos los hogares en la noche del 5 de enero. Eso sí, antes de entregársela a los pequeños, María Rubio nos anima a contar que la recibimos en casa el día que ellos nacieron, que nos la hicieron llegar personalmente sus majestades los Reyes Magos y que ahora ellos tienen que ayudarnos a seguir manteniendo el secreto a salvo.:

Apreciados papás de (aquí el nombre del niño):

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer (el nombre del niño). Es un niño/a precioso/a que os va a hacer muy felices a los dos. Ya sabéis que cada 6 de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar el nacimiento del niño Jesús y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Además, ayer me caí del camello y me rompí el brazo (soy Melchor, un poquito torpe); Gaspar es muy lento porque camina con la ayuda de un viejo bastón y Baltasar, ¡nuestro viejecito Baltasar!, se olvida siempre de dónde tiene la lista de los regalos.

Como veis, ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

Primer favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo el día de Reyes: leerán las cartas de sus hijos y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

Segundo favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a María hasta que cumpla los (edad del niño en ese momento). Cuando tenga esa edad, ya será mayor y sabrá guardar el secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres los que nos ayudan porque si no… ¿qué pensarán de nosotros? ¿Dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a sus padres, a las personas que más los quieren a ellos.

Tercer favor: algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan ‘un poquito’ en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más.

Cuando (aquí el nombre del niño) te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más los queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo