Libros para niños

“La Caja de Nicanor”: un cuento lleno de palabras raras

“La Caja de Nicanor” (Modernito Books) cuenta la historia del día que el niño Nicanor se encontró con la caja Casiopea y se hicieron amigos. Hemos hablado con sus autores, Blanca Lacasa y Abel Cuevas.

“La Caja de Nicanor”: un cuento lleno de palabras raras

“La Caja de Nicanor” es un libro poético y sorprendente en el que los niños descubrirán un montón de palabras curiosas, extrañas y muy sonoras mientras acompañan a sus protagonistas en una trepidante aventura por la ciudad.

Este es el segundo libro infantil de Blanca Lacasa, después del libro disco “ Casi, un musical” (Narval), y el primero para el ilustrador Abel Cuevas, que trabaja en el departamento de arte de Ser Padres. Sus ilustraciones les resultarán familiares a los lectores de nuestra revista. Pero lo mejor será que les dejemos a ellos hablar de su libro. Esto es lo que nos han contado:

Blanca Lacasa, escritora

¿Qué se encontrarán los niños que abran “La Caja de Nicanor” cuando abran el libro?


BLANCA LACASA: Encontrarán retruécanos excelsos, cabriolas descacharrantes, bólidos abracadabrantes y garrapatas rimbombantes.
Encontrarán palabras, cosas imposibles, aventuras, invenciones y risas.
También encontrarán un niño muy guay que se llama Nicanor y una caja muy molona que se llama Casiopea; un perro muy simpático llamado Guarripichi y una señora un tanto asquerosa a la que llamaremos Scruchi.

¿A qué niños/padres/madres crees que les gustará “La caja de Nicanor”?


BL: Creer no lo sé, pero como esperar es gratis, pues espero que a todos.
A los curiosos, seguro.

 

Nicanor aprende un montón de palabras en compañía de la caja Casiopea. ¿Cuál es tu favorita?

 

BL: Gaznápiro. La voté una vez en un concurso de una web para elegir la palabra más molona del castellano, y debo decir, que creo recordar (tengo una memoria que tiende a adornar el pasado a su santo antojo) que quedó en tercer lugar (la palabra gaznápiro, no yo).

¿Qué palabras crees que no se nos deberían olvidar nunca cuando nos hacemos mayores?


BL: Ninguna. Cuantas más palabras sepas, mejor te lo pasarás y más te divertirás. Es como cuando se coleccionaban cromos: cuantos más se tenían, mejor era la colección, más podías intercambiar y más cosas podías hacer con ellos...

¿Cómo surgió la idea de trabajar con Abel Cuevas en este álbum y cómo ha sido el proceso de trabajo?

BL: Por una amiga en común: su novia, que nos puso en contacto. El proceso de trabajo fue bastante rápido, y bastante fluido. A Abel le gustó el cuento y tuvo la idea de destacar una palabra por página. En cuanto vi el primer boceto, tuve claro que Nicanor y Casiopea estaban en buenas manos.

Después de “Casi, un musical”, ¿te has planteado hacer un disco o escribir unas canciones para Nicanor y Casiopea y montar un espectáculo en directo también para ellos?


BL: Hasta ahora, no. Pero es una idea... Aunque no sé qué tal cuadrarían palabras como ampuloso o bandoneón en la letra de una canción... :)

Abel Cuevas, ilustrador

Abel Cuevas, ilustrador

Esta es tu primera experiencia como ilustrador infantil. ¿Es diferente ilustrar para niños que para adultos? ¿Te has fijado más en algo por el hecho de estar haciendo un álbum para niños?

ABEL CUEVAS: Es mi primera experiencia haciendo algo así. Normalmente hago posters, carátulas de discos o portadas de libros, por tanto ilustrar un libro entero para niños era algo completamente distinto. En Ser Padres hago ilustraciones en los que los protagonistas son madres y niños, pero nunca había hecho algo que fuera directamente dirigido a niños. Cuando Blanca me pasó el texto vi bastante claro como podría ser la estructura del libro con una palabra por página, de manera que cada dibujo fuera un concepto de la historia. Me gusta mucho la ilustración infantil y en mi cabeza siempre están autores clásicos como Alain Grée, Miroslav Sasek, Charley Harper o Edward Gorey. Son un referente que está ahí, nombres que admiro y que me inspiran mucho.

“La Caja de Nicanor” está llena de palabras sorprendentes, divertidas, chocantes… ¿Con cuál te quedas? ¿En qué te fijaste para elegir unas y no otras para las ilustraciones?

AC: Creo que la página que más me gusta del libro es la de ‘Cabriolas’, pero mi palabra favorita es ‘Retruecanos’ por lo sonoro y porque es la que desencadena un poco todo el cuento. La caja y el cuento mismo iba diciéndome que palabras sería las destacadas.

¿A qué niños/padres/madres crees que les gustará “La caja de Nicanor”?


AC: Creo que a cualquiera que le gusten los relatos divertidos e imaginativos les gustará “La caja de Nicanor”

Muchos padres queremos que nuestros hijos dibujen bien, que sean creativos, que desarrollen su lado más “artístico”… Echando la vista atrás, a tu infancia, ¿nos das algún consejo que ayude a conseguirlo?


AC: No sé si un buen ejemplo ya que yo colgué los lápices con 10 o 15 años y hasta casi la treintena no los recuperé. De pequeño recuerdo dibujar con auténtica pasión, recuerdos llenar cuadernos de dibujos de superhéroes y de jugadores de la NBA, recuerdo tener todos los libros de texto llenos de garabatos. Yo no destacaba de pequeño, no era el que mejor dibujaba en clase ni mucho menos, pero me lo pasaba bien. Creo que a los niños hay que animarles a dibujar (o a cualquier cosa creativa) mientras estén disfrutando con ello, sin juzgar si lo hacen bien o mal. Si dejan de pasarlo bien, pues a otra cosa, que no todo el mundo tiene que ser Picasso.

Más información: Modernito Books

 

 

Etiquetas: cuento, leer, libros para niños, niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS