Consejos

¿Vas a llevar a tu hijo al cine por primera vez? Esto es lo que debes tener en cuenta

Agrupamos aquellas cuestiones que no debes pasar por alto en una lista útil y de rápida lectura.

Si estás pensando aprovechar las vacaciones de verano para llevar a tu hijo/a por primera vez en su vida al cine, tal vez te sea de ayuda una miniguía de detalles que no puedes pasar por alto. 

Ahora que los peques llevan horarios más relajados y flexibles, que los días todavía son largos y que nosotros los adultos también disponemos de más tiempo libre —sobre todo aquellos que trabajen en horario reducido—, el cine es un plan que apetece, es tentador. Y más si vives en una zona sin playa donde el calor esté haciendo estragos. Al fin y al cabo son dos horitas de fresquito aseguradas.

Pero antes de afrontar esta nueva “aventura” para vuestro peque, es necesario plantearse algunas cuestiones. Te las resumimos a continuación:

¿Es el momento adecuado?

No hay una edad concreta para que un niño esté preparado para ir al cine por primera vez y aguante toda la película con gusto. No hay que agobiarse porque su hermano/a fuera y lo pasara bien con tres años recién cumplidos, por ejemplo, y sin embargo no veis a vuestro peque preparado para ello a la misma edad. Quizá necesita planes más activos, le da respeto la oscuridad o le agobian los sitios grandes con mucha gente. O simplemente no muestra tanto interés por el cine cuando lo veis en casa en familia. No todos están dispuestos y listos a la misma edad. No os precipitéis si creéis que no es plan para él/ella. 

Anticipación

Todo lo que sea anticipar a los peques en qué consiste lo que van a hacer y dónde van a ir es recomendable porque les ayuda a crearse una imagen previa del lugar y eso les aportará seguridad y tranquilidad. Enseñadle una foto de una sala de cine, explicadme cómo son y también repasad las normas que se deben cumplir en dicho espacio. No les llevéis de golpe. 

Elegir película

Es esencial acertar con la peli para que el peque disfrute de la experiencia. Y en esto hay al menos tres factores que entran en juego: sus gustos, vuestra intuición, que sois los que mejor le conocéis, y la edad recomendada de las películas que conformen la cartelera. No os empeñéis en llevarle a ver la última de Disney de dibujos solo porque sea de la factoría de Mickey si él/ella disfruta mucho más en casa de películas familiares de acción real, por ejemplo. Suele funcionar, dependiendo de la edad, que le hagáis partícipe de la elección: proponedle un par de opciones y que escoja.

Día y hora

Qué importante son los pequeños detalles para acertar con un plan infantil. En el cine, más todavía. Si no ha dormido bien esa noche, si suele dormir siesta y se la ha saltado o si ha gastado mucha energía por la mañana, quizá el cine no sea la mejor opción, sobre todo en sesiones excesivamente tempranas —la primera de la tarde, riesgo de siesta— o que sean tarde para ellos —a partir de las 8 si se acuestan también en verano no más tarde de las 10 generalmente—. Pensad bien la hora del pase para la que vais a sacar entradas y si es el día adecuado. Esto último hace que sea recomendable esperar al mismo día de ir al cine para conseguir vuestros tickets. 

Ir en familia

Parece de perogrullo, pero es una condición que marca la diferencia: a los peques les gusta hacer las cosas con sus padres, sobre todo si es la primera vez en su vida. Así que reservad la “primera vez en el cine” para vosotros. Ya tendrá tiempo de ir con abuelos y tíos. 

Tipo de entradas

Una recomendación personal que te hacemos para la primera vez en el cine es que, por si acaso, saques entradas cerca del pasillo. Esto te facilitará la tarea de salir al baño o de iros incluso si no le gusta la peli. 

Comida

En este aspecto la recomendación es más para el bolsillo de los adultos que por el bien del niño. Llevad algo de casa que siempre será más económico que comprarlo allí. Y recordad que existen múltiples opciones saludables en formato snack, así que si podéis, no introduzcáis a vuestro peque en esa rutina de dulce y cine desde tan pequeños.

Actitud vital

Es importante ir al cine con un niño con la mente abierta, sabiendo que la experiencia puede torcerse y que es posible que haya que ponerle fin antes de tiempo. Si vais con los deberes mentales hechos no os sabrá tan mal tener que iros si no le gusta. Es una posibilidad real.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo