Patines en línea vs patines de cuatro ruedas: pros y contras

No son mejores ni peores los unos o los otros; todo depende del uso que se les vaya a dar, así que antes de elegirlos es recomendable que leas esta pieza para salir de dudas al respecto.

Foto: iStock
Foto: iStock

A la hora de elegir patines para nuestros hijos no solemos tener en cuenta todos los factores que se pueden tener en cuenta: tipo de actividad, edad, estabilidad, etcétera. Al final, solemos decantarnos por unos o por otros por algún clic, que puede ser qué el tipo de patines en los que mamá o papá patinaban o los que exijan para ir a clase cerca de casa. Pero, por si acaso queréis saberlo todo antes de elegir (hacéis muy bien), a continuación profundizamos en unos y otros: en línea versus de cuatro ruedas o quads, como también se les conoce.

A modo de introducción, tal y como explican desde Slide, tienda especializada en deportes de deslizamiento, la primera gran diferencia radica en la estabilidad, que no tiene nada que ver: “Los patines de cuatro ruedas son más estables bajo el pie del patinador, los patines quads tienen un soporte amplio y seguro para el equilibrio de lado a lado. Sin embargo los patines en línea tienen de 3 a 5 ruedas dispuestas en línea recta a lo largo del centro del pie, ofreciendo así equilibrio de adelante hacia atrás dando facilidad a la hora de maniobrar”, explican desde la tienda.

Esta primera diferencia ya explica lo diferentes que son los dos tipos de patines, algo en lo que inciden desde Inercia, otra tienda especializada en este tipo de material deportivo. “Su construcción y diseño no pueden ser más diferentes”, aseguran. Los patines en línea se caracterizan porque “montan ruedas en fila, con perfil estrecho y montadas cada una en ejes independientes fijos, y puede haber patines en línea de 3, 4 o 5 ruedas, dependiendo de la modalidad y usos”, indican, mientras que los tipo quad “montan siempre 4 ruedas de perfil ancho separadas en dos ejes basculantes independientes entre sí”.

Además de la estructura del patín, también es diferente la bota, ya que “los patines en línea requieren de una buena sujeción de tobillo, mientras que en los patines quad o de 4 ruedas no es tan necesario”, cuentan desde Inercia. “Estas diferencias en su construcción, harán que tengan comportamientos muy diferentes y, por tanto, la técnica usada para patinar con ellos es muy diferente”, concluyen.

¿Cuál es más fácil para aprender?

Debido a su diseño, es más fácil aprender a patinar en línea porque la estabilidad que ofrecen es mayor una vez puestos y en movimientos. No ocurre así quitados o parados, lo cual lleva a error a mucha gente que sigue creyendo que son más sencillos de dominar los de cuatro ruedas, con los que sin embargo “un principiante en los patines de ruedas se siente más seguro y estable”, afirman desde Slide.

Estos dan mayor estabilidad al tobillo como hemos visto antes, pero mantienen mejor el eje los patines en línea, pero una vez en movimiento se invierten las tornas, sobre todo a medida que se domina técnica. “Al patinar todo cambia, siendo mucho más importante la base sobre la que nos sostenemos a nivel longitudinal. Es decir, cuanto más delante y detrás tengamos ruedas, más estables estaremos”, señalan desde Inercia, que además recuerdan la mayor distancia entre ejes de los patines en línea respecto a los de cuatro ruedas, lo cual les aporta mayor estabilidad en marcha. Además, “los de 4 ruedas al estar las ruedas sostenidas por ejes basculantes, cuando se ejerce peso sobre las ruedas, éstas giran, lo que dificulta más sentirse estable”, aseguran desde la tienda de patinaje.

Diferencias en el freno y el peso

Otra diferencia entre los dos tipos de patines es la velocidad que alcanzan, siendo mayor en los de 4 ruedas. Y dentro de ellos en los diseñados a su vez para este fin en exclusiva, la velocidad, pero en general todos son más veloces que los quad. En cambio, el freno suele dar mayor confianza a los principiantes cuando está delante, y esto es así en los patines de cuatro ruedas; los patines en línea lo tienen detrás o incluso es desmontable o no tienen. Esto es porque con la experiencia y la práctica ya no es imprescindible el freno en todos los casos.

También es recomendable tener en cuenta el peso. Si bien la comodidad es muy subjetiva, es indudablemente que existe una diferencia importante porque los patines squad son más ligeros, lo que se traduce en una sensación, al menos de entrada, de mayor libertad y agilidad. La diferencia de tamaño se debe no solo a la estructura, más robusta en los patines en línea, sino también en detalles como las ruedas, que son más grandes. Esto tiene una ventaja extra en lo que respecta a la seguridad porque “son menos sensibles a las irregularidades de la superficie, por lo que es más difícil caer.

¿Qué tipo de patinaje quiere hacer?

De todos modos, uno de los factores principales que se debe tener en cuenta a la hora de escoger patines para niños es el tipo de patinaje que quiere realizar. No es lo mismo de velocidad que artístico; no se parecen en nada de hecho.

En este sentido recuerdan desde Slide que además dentro de los patines de cuatro ruedas existen los recreativos, que son una buena opción para aprender y practicar patinaje en distintos contextos; de carreras; roller derby, similares a los de velocidad pero más acolchados; y los artísticos, diseñados expresamente para hacer piruetas y giros bruscos.

Por su parte, dentro de los patines en línea hay modelos de 3, 4 o 5 ruedas en función del diseño y el uso. Entre otros, destacan los freeskate son versátiles y menos especializados; los de velocidad son, lógicamente, especialmente ligeros y estables; y también existen los de hockey, “diseñados en base al patín de hielo tradicional”, concluyen desde Slide.

El tipo de patinaje es, como ves, decisivo a la hora de decantarnos por unos u otros patines para los peques. Y si lo que quieren es aprender simplemente a rodar para poder utilizar los patines como medio de transporte, son un poquito más apropiados, sin que por ello haya que descartar a los de cuatro ruedas, los patines en línea porque suelen sufrir menos con los baches y además son más rápidos. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo