Reciclar con niños

Talleres para cuidar el medio ambiente con los niños

En verano tenemos mucho más tiempo para disfrutar con nuestros hijos, ya sea en casa o al aire libre. Te proponemos algunas actividades sencillas para enseñar a los niños a proteger y disfrutar de la naturaleza.

Vaquitas con pasta de papel paso a paso

La Fundación José Manuel Entrecanales ha diseñado el “Taller de sostenibilidad”, que consiste en una serie de materiales, juegos y experimentos orientados a que los niños de entre 7 y 12 años conozcan y respeten el medio ambiente que les rodea. El ahorro de energía, el reciclaje, el agua, los residuos y la sostenibilidad de las ciudades son algunos de los temas que se pueden trabajar de forma divertida.

Las actividades están divididas por edades y en bloques temáticos que pueden emplearse tanto en campamentos de verano como en casa con ayuda de los padres. Nosotros hemos seleccionado algunas de las manualidades y experimentos más divertidos:

Comedero para pájaros con un bote

Con un bote vacío de plástico podéis hacer un comedero para pájaros. El bote debe tener suficiente anchura, por ejemplo uno de cacao en polvo o de galletas saladas. Rellenadlo de alpiste y haced un agujero en medio, lo bastante grande como para que un pájaro pueda entrar y salir sin problemas. Colgadlo en el balcón, en un árbol, o en un jardín al aire libre… ¡y a esperar la llegada de los visitantes!

Marionetas con material reciclado

Con cartones de papel higiénico o rollos de cocina se pueden hacer divertidas marionetas. Los rollos de papel serán el cuerpo y, utilizando rotuladores de colores, viejos retales de tela, trozos de fieltro y todo lo que se os ocurra, podéis decorarlas y hacer sus trajes. Para el pelo podéis usar trozos de lana o tiras de papel pegadas sobre la cabeza de la marioneta. Brujas, piratas, payasos… ¡Todo es posible con un poco de imaginación!

Reproduce el ciclo del agua

Con este sencillo experimento los más pequeños podrán entender el ciclo del agua. En un tarro de cristal poned un poco de arena o grava y colocad dentro una pequeña plantita con raíces. En un recipiente más pequeño, o en una tapa, echad un poco de agua y colocadlo dentro del tarro de cristal, junto a la planta. Cerrad el frasco y colocadlo al sol. ¿Qué sucede al cabo de unas horas? Observaréis que, debido a que las plantas transpiran, el frasco de cristal se empaña.

 

Puedes encontrar más ideas y las fichas de los talleres en la web de la Fundación José Manuel Entrecanales

 

 

Etiquetas: ecología

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS