Desayunar en vacaciones

Un desayuno para cada día del verano

Cada mañana, tras más de ocho horas sin probar bocado, los niños necesitan recargar energías con un buen desayuno. Durante las vacaciones de verano cambiamos los hábitos y los desayunos pueden adaptarse a esas nuevas costumbres.

Un desayuno para cada día del verano

Además, durante las vacaciones tenemos más tiempo para disfrutar de una comida tan importante como el desayuno. Estas sugerencias se adaptan a la actividad de los niños, que en verano no paran ni un segundo.

Desayunos Ligeros (200 calorías):

Perfectos para niños que desayunan tarde en vacaciones y comen a la hora de siempre.

  • Lunes. Cereales con yogur, medio plátano y frutos secos.
  • Martes. Un vaso de leche, una rebanada de pan con aceite de oliva y sandía.
  • Miércoles. Un vaso de leche y pan con mantequilla y compota de piña.
  • Jueves. Batido de yogur y cereales.
  • Viernes. Macedonia de frutas con yogur y cereales.
  • Sábado. Leche con churros y un melocotón.
  • Domingo. Un vaso de leche con azúcar o cacao y galletas con mantequilla y compota de albaricoque.

Desayunos fuertes (300 calorías):

Ideales para niños que se levantan con buen apetito y para los que se pasan la mañana haciendo ejercicio.

  • Lunes. Sándwich de fiambre de pavo y batido de leche con pera.
  • Martes. Sándwich de queso de Burgos (o quesito) y compota de moras.
  • Miércoles. Sándwich vegetal con huevo cocido, un zumo de naranja y un vaso de leche o yogur.
  • Jueves. Una rebanada de pan con aceite y jamón serrano, un vaso de leche y zumo de tomate.
  • Viernes. Espaguetis con trocitos de queso y un zumo de melocotón.
  • Sábado. Dos tostadas de pan con tortilla de queso (de un huevo) y un zumo de frutas tropicales.
  • Domingo. Un perrito caliente y un batido de leche con plátano.



Asesora Isabel Zamarrón, Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Etiquetas: desayuno infantil, nutrición infantil

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS