Navidad 2021

Un muñeco es el regalo perfecto para tus hijos

El juego con muñecos en la infancia puede ser fundamental para el desarrollo emocional y social de los niños

muñeco
Fuente: Canva

La mayoría de personas es capaz de recordar aquel objeto inseparable que les acompañó durante sus primeros años de vida, y casi siempre este adorado amuleto tiene forma de muñeco, peluche o juguete de trapo. Ese pequeño oso que no podía faltar a la hora de ir a dormir, ese bebé de plástico que siempre estaba en los brazos, esa curiosa jirafa rellena de algodón que fue compañera inseparable… Son una parte inolvidable de la infancia.

En el momento en el que los niños reciben este regalo tan único y especial descubren un sinfín de posibilidades. El juego simbólico que ofrecen los muñecos les abre las puertas de la imaginación y de la diversión, al mismo tiempo que beneficia su desarrollo mental, cognitivo y emocional.

muñeco regalo
Un muñeco puede convertirse en su inseparable compañero de juegos

En los brazos de los niños, los muñecos cobrarán vida. Podrán interactuar y hablar con ellos, favoreciendo el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje por imitación. Les darán de comer, después de prepararles un plato delicioso, les subirán al columpio o al tobogán, les bañarán, les cuidarán cuando jueguen a que estén enfermos, les abrazarán, les contarán cuentos antes de acostarles para que se duerman… ¡Les acompañarán en todas sus aventuras!

Este tipo de juguetes resultan básicos para el aprendizaje y la gestión de los sentimientos. Le ayudarán a comprender las relaciones sociales y su importancia, qué es el afecto y el apego, la relevancia de los cuidados, de la ayuda mutua…

Además, el juego con muñecos no acaba nunca. Un mismo juguete puede acompañar a los menores durante mucho tiempo, incluso pueden interactuar con ellos de diferentes maneras a lo largo de su infancia. Mientras sea muy pequeño, lo utilizará para reconocerse a sí mismo y lo llevará consigo para llevárselo a la boca o dormir con él; pero según vaya creciendo su imaginación y su capacidad verbal aumentarán las formas de juego hasta hacerlas infinitas, especialmente si se incorporan accesorios como ropa, complementos, carritos, kits de profesiones…

Hay que olvidarse de los roles de género

Muchas veces, las imposiciones de los adultos pueden coaccionar el juego libre de los más pequeños. Es crucial que tengan a su alcance muñecos y juguetes que no limiten su visión del mundo, por lo que se debe estar atento a la hora de elegirlos. 

Un muñeco ideal sería aquel que representa todo y nada a la vez, el que permita al niño inventar e imaginar a su antojo. Por lo que los peluches o muñecos neutros y simples quizás sean una de las mejores opciones, ya que un día pueden acompañarles en un viaje espacial tratando de ser astronautas y otro, ser el mejor invitado a la hora del té. 

Laura Mora

Laura Mora

Continúa leyendo