Vídeo de la semana

Jugar en la nieve

¡Vamos a montar en trineo!

Bajar en trineo por una ladera nevada es un juego muy divertido. Pero si no se toman las debidas precauciones puede acabar mal.

“Los niños pueden resultar lesionados si su trineo choca contra un objeto inmóvil, como una roca o un árbol. Caerse del trineo también puede causar lesiones, como hematomas, cortes y fracturas de huesos. Los niños menores de seis años tienen un riesgo especialmente alto de lesiones en la cabeza y el cuello”, advierte el Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos.

Los expertos en seguridad estadounidenses recomiendan tomar las siguientes precauciones para disfrutar de la nieve sin correr riesgos:

  • Deslizarse en áreas libres de árboles, vallas, postes eléctricos y rocas.
  • Elegir un trineo que pueda dirigirse.
  • No permitir que los niños monten solos.
  • Utilizar casco, guantes y botas.
  • Enseñar a los niños a detener el trineo con los pies y a tomar curvas.
  • Respetar el número de plazas del trineo, no montar más personas de las debidas.
  • No utilizar el trineo en la calle ni en pistas donde puedan circular vehículos de motor.
También te puede interesar:

Continúa leyendo