Cuidado del cabello

¿Verdadero o falso? Todas las claves para cuidar su cabello

Qué productos usamos, cómo cortamos el pelo, con qué respetamos la fibra y el cuero cabelludo...Toda la información para cuidar el pelo de los más peques.

Todas las claves para cuidar su cabello

En su higiene diaria hay que cuidar su fragilidad con cosméticos capilares que laven e hidraten, pero siempre respetando la fibra y el cuero cabelludo. Además salimos de dudas sobre el lavado, corte y fijaciones para acertar con el cuidado del cabello de los más pequeños.

Nos lo cuentan todo desde Andressa Santana, especialistas en tratamientos para el cabello.

¿Un champú con camomila para dar luminosidad?

Falso. Aunque muchas madres recurren a la camomila o a champús con extractos para dar luminosidad, lo único que logramos es aclarar algo el cabello. Sin embargo, la camomila libera peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) en pequeñas cantidades cuando son diluidas en agua, lo que hace que se aclare, pero también que se estropee, se seque y se apague.

El champú más adecuado es con pH 5.5

Verdadero. El cuero cabelludo y el pelito de los niños son muy delicados y merecen un cuidado especial. El más indicado es el champú con pH de 5.5, porque es el más similar al cuero cabelludo, conservándolo intacto y evitando irritaciones y descamaciones.

Hay muchas marcas entre las que poder elegir que ofrecen los resultados que esperamos: suavidad, brillo y limpieza sin efectos secundarios como alergias o sequedad, que podrían estar causadas por el uso frecuente de un champú con un PH elevado.

Los niños no tienen que usar acondicionador

Falso. Para las niñas lo mejor es empezar con dos añitos a usar acondicionador para evitar los pequeños tirones. Lo aplicaremos tras el champú y quitando el exceso de humedad de la mitad del cabello hacia las puntas. Después, peinamos con un peine de púas gruesas para desenredar bien y lo aclaramos. Eso sí, no nos hace falta mascarillas ni ningún cosmético más para hidratar. Con un acondicionador indicado para niños tendremos suficiente.

Las fijaciones estropean el cabello

Verdadero. No conviene abusar, y mucho menos utilizar a diario, fijaciones para que el peinado dure más, como gominas o espumas que contienen alcohol y resecan el cabello. Puedes sustituirlo por geles más suaves y más naturales, como aplicar un gel de aloe vera. Si lo que queremos es poner el cabello de punta o una pequeña cresta y nos hace falta una fijación extra, podremos recurrir a un remedio casero y aplicar un poquito de agua con azúcar para poner el pelito de punta.

No es bueno lavar el pelo todos los días

Falso. De hecho, es lo más recomendable para los niños, y sobre todo para los bebés. Así evitaremos la acumulación del sudor en el cuero cabelludo y que le salgan granitos. Además, en el caso de los bebés, prevenimos la formación de la costra láctea. Según vayan creciendo, se puede lavar el cabello cada dos días.

Mejor sin secador

Verdadero. Sécale el pelo frotándoselo suavemente con una toalla. Al ser tan fino, perderán enseguida la humedad sin necesidad de utilizar el secador. A los pequeños no solo el ruido puede asustarles, sino que el aire caliente es demasiado agresivo para su fibra capilar y su piel. Para las melenitas de las niñas, puedes secarlas ligeramente con aire templado. Eso sí, nunca les acuestes con el cabello mojado, ni tampoco peinaremos una coleta ni trenzas que mantienen la humedad.

Cortar para que salga más fuerte

Falso. Por supuesto que para el mantenimiento del cabello de nuestros peques lo ideal es cortar cada dos meses para ir quitando las puntas más feas. Pero el corte no hará que el pelo salga más fuerte, ya que no modifica la fortaleza de la raíz, sino que elimina la fibra capilar más estropeada y, por tanto, el pelo se ve más sano y bonito.

En el caso de los bebés, si tiene el pelo muy irregular, no dudes en igualárselo, pero no lo rapes al cero, ya que la pelusilla les ayuda a conservar el calor corporal.

Etiquetas: cuidados bebé, higiene infantil, pelo del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS