Video

Cómo hacer un maquillaje de Mariposa para niños

En ocasiones, los maquillajes pueden ser el mejor disfraz que nuestros pequeños luzcan en estas festividades. Te enseñamos paso a paso el maquillaje de mariposa.

02:48

Hace unos años todos esperábamos la llegada de Carnaval como agua de mayo para poder disfrazarnos y maquillarnos sin parar. Ahora, Halloween está cada vez más integrado en nuestra cultura, pese a que es una tradición anglosajona. Los niños ven en esta festividad una nueva oportunidad para disfrazarse y maquillarse y, aunque la temática es el terror, también podemos optar por maquillajes de otro tipo.

Los disfraces ofrecen a los niños un montón de posibilidades, no solo de divertirse, sino de desarrollarse positivamente en su interior. Pueden ser una herramienta perfecta para que los niños saquen a la luz miedos escondidos y para desarrollar su imaginación formando mundos paralelos de fantasía.

Para crear un buen disfraz, hacen falta muy pocos materiales. A veces, el traje es lo menos importante. Si sabemos elegir un buen maquillaje, el resultado será igual o incluso mejor.

A la hora de maquillar a los pequeños hay que tener en cuenta unas cuantas consideraciones básicas para evitar problemas alérgicos o de intolerancia a los productos.

En primer lugar, es clave primordial que todos los productos que elijamos sean de buena calidad, incluso, que sea el propio dermatólogo el que nos recomiende uno específico adaptado a las necesidades cutáneas de cada niño. Comprar pinturas y maquillajes de mala calidad puede desencadenar problemas como alergias o picores.  Si hablamos de pieles con tendencia a la dermatitis atópica, deberemos tener aún más cuidado e incluso valorar si deberíamos pintar la cara del pequeño: quizás hacerlo pueda producirle algún brote.

Antes de comenzar a maquillar conviene aplicar una crema hidratante con base grasa. En primer lugar, para que se pueda retirar con facilidad una vez retirada la fiesta y en segundo lugar para no resecar mucho la cara del pequeño.

Por supuesto, otra de las recomendaciones básicas será retirar todo el maquillaje en cuanto lleguemos a casa: la piel de los niños (al igual que la de los adultos) necesita descansar y respirar. Para hacerlo bastará con un poco de agua tibia y jabón, bien el facial o bien un jabón neutro que no sea muy agresivo.

Si vemos que su carita se ha quedado bastante seca tras retirarlo, podemos aplicarle alguna crema hidratante de base suave que esté especialmente pensada para los cuidados de su delicada piel.

Si tu hijo quiere disfrazarse de mariposa, solo necesitas algunas pinturas y un poco de purpurina. Lo demás te lo enseña Luisi Ferrández, maquilladora de Froggies. El resultado es espectacular y muy favorecedor.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS