Juegos con disfraces

Superhéroes y superheroínas: juegos para motivar la creatividad e imaginación

De la mano de la gran experta en el juego Cristina Saraldi nos ofrece un sinfín de ideas para jugar en familia cuando van disfrazados de superhéroes. "A través del juego se consigue lo imposible".

superhéroes

Los disfraces durante la infancia adquieren especial importancia para los más pequeños. Por un día pueden convertirse en los héroes que siempre han soñado, en sus personajes favoritos, ser aquellos en quien quieren convertirse de mayores… Gracias a los disfraces, los niños pueden intercambiar papeles y ya no sólo adquirir la apariencia que desean, sino también aprender a interpretar diferentes roles. El juego con disfraces aporta, por tanto, numerosos beneficios para el desarrollo y aprendizaje del niño.

Princesa, bombero, médico, superhéroe, policía…. Con los disfraces los niños pueden convertirse en aquello que desean y aprender, sin darse cuenta y de forma divertida, conocimientos, normas y comportamientos imprescindibles que a lo largo de los años les irán formando para su vida adulta. Imitando los comportamientos que ven reflejados en su personaje, a través del juego simbólico, los más pequeños interactúan con otros niños creando situaciones imaginarias en las que adquieren diversas responsabilidades y roles, desarrollando su pensamiento abstracto, la socialización y la atención.

Como apuntan diferentes expertos, es a partir de los 3 años cuando los pequeños desarrollan su sociabilidad y revelan sus sentimientos durante el juego, y a partir de los 6 cuando son capaces de imaginar y crear nuevos mundos. Por ello, en estas edades el disfraz puede convertirse en uno de los mejores compañeros de juego y en un buen aliado para crear nuevas aventuras. Jugar con disfraces a lo largo de todo el año no es sólo divertido, sino también pedagógico.

CONTINÚA LEYENDO