Antibióticos

Abusar de los antibióticos es peligroso para la salud

2 minutos

El 18 de noviembre es el Día Europeo del Uso Prudente de los Antibióticos, destinado a concienciarnos de que los antibióticos deben usarse siempre con receta, ya que su consumo inadecuado incrementa el riesgo de desarrollar bacterias resistentes.

Abusar de los antibióticos es peligroso para la salud

El abuso de los antibióticos tiene consecuencias muy peligrosas para la salud pública. Las autoridades sanitarias repiten esta advertencia año tras año, pero el mensaje aún no ha calado, y una de las consecuencias es el desarrollo de bacterias resistentes a los antibióticos. Por ejemplo, según la red de vigilancia europea EARS-Net del ECDC, España es uno de los países europeos con mayores tasas de resistencia a las fluoroquinolonas en Escherichia coli, una bacteria que provoca con frecuencia infecciones urinarias.

Los antibióticos son un tipo de medicamentos que combaten las infecciones por bacterias, ya sea matándolas o inhibiendo su crecimiento. Sin embargo, no curan las infecciones causadas por virus, por ejemplo el resfriado común o la gripe. Por eso, de nada sirve tomarlos en estos casos, al contrario, las consecuencias pueden ser muy negativas, ya que el uso excesivo e inadecuado de los antibióticos acelera la aparición y la propagación de bacterias resistentes. Éstas pueden diseminarse y causar infecciones a otras personas que no hayan tomado ningún antibiótico. Las bacterias resistentes podrían llegar a ser inmunes frente a cualquier antibiótico conocido. Además del problema sanitario, este efecto tiene un coste económico: los gastos anuales por prolongación de la estancia hospitalaria y pérdidas de productividad por este motivo en Europa se estiman en unos 1.500 millones de euros.

 

Antibióticos, siempre con receta

“El autoconsumo, principalmente el consumo sin receta médica y la utilización de antibióticos sobrantes de tratamientos previos, son causas importantes de la aparición de resistencias”, explica Jesús Oteo, experto de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). Por eso, lo mejor es seguir estas recomendaciones:

  • Tomar antibióticos siempre bajo receta médica.
  • Terminar el tratamiento en la dosis y duración prescritas por el médico
  • No usar los antibióticos de forma preventiva. Algunas madres dan a sus hijos los antibióticos sobrantes de otras veces “por si acaso” cuando estos están enfermos, pero hay que tener claro que cada antibiótico sirve para atacar un tipo de infección concreta, no para cualquier enfermedad.

 

Fuente: Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica

 

Etiquetas: antibióticos, catarro, gastroenteritis, gripe, mocos, resfriado, salud, salud niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS