Nutrición

¿Cuáles son los alimentos más ricos en fibra?

La fibra dietética es muy beneficiosa para los niños: evita el estreñimiento y ayuda a prevenir enfermedades tan graves como la obesidad y algunos tipos de cáncer. ¿En qué alimentos se encuentra?

¿Cuáles son los alimentos más ricos en fibra?

El término fibra dietética engloba a un conjunto de sustancias que forman parte de muchos alimentos y que no se absorben en los tramos altos del aparato digestivo. Estas llegan más o menos enteras hasta el colon, donde fermentan y producen efectos beneficiosos.

 

El consumo de estas sustancias en una cantidad adecuada evita el estreñimiento y ayuda a prevenir enfermedades tan graves como la obesidad, la diabetes, los problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

 

Los niños deberían acostumbrarse a tomar alimentos con alto contenido en fibra desde el momento en que comienzan a comer los primeros sólidos. La cantidad que necesitan depende de la edad y aumenta a medida que crecen. A los cinco años se recomienda consumir unos diez gramos de fibra al día.

 

Para asegurarnos de que nuestro hijo obtiene suficiente cantidad de fibra con la alimentación, basta con ofrecerle cinco raciones diarias de fruta y verdura (una guarnición de ensalada o verdura, cuenta como una ración) y algún alimento elaborado con cereales integrales (pan, pasta) y darle platos de legumbres muy a menudo.

 

Las legumbres son una excelente fuente de fibra. Dos o tres veces a la semana deberíamos tomar garbanzos, lentejas, judías, etc. Estos productos aportan entre 11,5 (las lentejas) y 19 g por 100 g (las habas secas) de fibra. El pan integral también tiene un alto contenido en esta sustancia: proporciona 8 g de fibra por cien gramos.

 

Las frutas aportan una cantidad algo inferior a los cereales integrales, que va desde 1,9 g (el kiwi) a 6,7 g por cien gramos (la frambuesa). Para obtener toda la fibra hay que consumirlas enteras, nunca en zumo porque al exprimirlas la mayor parte de la fibra se queda en el colador.

 

Las verduras proporcionan una cantidad ligeramente inferior a las frutas, entre 1,3 (la cebolla) y 6,3 g por cien gramos (las espinacas).

Etiquetas: alimentación niños, dieta sana, nutrición infantil, primeros sólidos, salud

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS