Vacunas

Alarma por un brote récord de sarampión en Europa

La Organización Mundial de la Salud no logró su objetivo de erradicar el sarampión en 2015 y ahora nos encontramos con que, en los últimos meses, se ha producido un repunte de nada más y nada menos que del 450% en el número de afectados y más en la población juvenil y adulta. El sarampión en Europa ya dobla las cifras de 2017.

Aumentan los casos de sarampión en el mundo

Un brote de sarampión sin precedentes desde 2010 en Europa ha despertado la preocupación de las autoridades sanitarias, según comunicó la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los primeros seis meses de este año, se registraron más de 41.000 casos de infección por este virus, casi el doble que en todo 2017. También se contabilizaron 37 muertes debidas a esta enfermedad. La mayoría de las infecciones se registraron en Ucrania (23.000). Los otros países más afectados fueron Rusia, Georgia, Serbia y, dentro de la UE, Grecia, Italia y Francia. Las autoridades señalan la ineficacia de los programas de vacunación en algunos países y el movimiento de población posiblemente contagiada, sobre todo en verano, como las principales causas de este aumento de casos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía en el su informe epidemiológico que en ese último año habían aumentado el número de afectados por sarampión en el mundo, una enfermedad muy contagiosa que es una de las principales causas de muerte en niños pequeños. Si bien existe una vacuna segura, eficaz y económica —según la OMS vacunar a un niño en un país en desarrollo cuesta menos de un dólar—, se avanza más despacio de lo previsto en el objetivo de aumentar de la cobertura vacunal en países de alto riesgo.

Los niños pequeños no vacunados son quienes tienen más riesgo de contagiarse por el virus del sarampión, seguidos de las mujeres embarazadas que no están inmunizadas. En España se administra la vacuna a todos los niños, junto con la vacuna de la rubéola y las paperas (vacuna triple vírica). La principal fuente de infección de esta enfermedad en los países con amplia cobertura vacunal son los casos importados de otros países.

Casos en España

En España, donde la cobertura de la primera dosis de la vacuna del sarampión cubre al 97% de la población según datos de la OMS, ha habido 184 casos de contagios en el primer semestre de este año, frente a los 142 que hubo en el mismo periodo del año anterior, según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. La segunda dosis llega al 90% de la población. En los últimos 12 meses, supone cinco casos por cada millón de habitantes. A pesar del sensible aumento, está muy por debajo de países de nuestro entorno.

Ante esta epidemia, la Asociación Española de Pediatría recomendó este verano adelantar la vacunación de la «triple vírica», programada para el año de vida, a los niños mayores de seis meses que vayan a pasar una estancia prolongada en países como Rumanía, Francia, Italia o Grecia. La escalada de la enfermedad preocupa a los expertos en salud pública, que reclaman un freno para de este «aumento dramático» en el número de infecciones. 

Más de una década trabajando por la erradicación

Entre los años 2000 y 2012 se consiguió reducir la mortalidad por sarampión un 75%, aunque los estados miembros de la OMS se habían propuesto reducirla en al menos un 95%, el problema surge ahora por el aumento de los casos en la población juvenil y adulta.

El European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) informó de que, en 2016, el 35 % de los casos europeos de sarampión afectaron a personas de más de 14 años de edad (28% en personas de más de 20 años). Esto surge debido a que la vacunación de este target de población nunca ha sido objeto de interés público hasta recientemente, lo que provoca que muchos adultos no sepan si están protegidos frente a esta infección y tampoco conocen el riesgo que corren al contagiarse; además inquieta entender que esto aumenta la comunidad de personas susceptibles de contagio.

Recordamos que el virus del sarampión se transmite por contacto directo y por el aire. Tiene una capacidad de contagio siete veces superior al virus de la gripe. Es una enfermedad endémica que solo se controla mediante la vacunación.

CONTINÚA LEYENDO