Ortodoncia infantil

¿A partir de qué edad se pueden poner brackets a los niños y en qué casos?

La concienciación por parte de los padres hacia la salud bucal de sus hijos cada vez es mayor. Y en este aspecto, que los niños se pongan brackets es cada vez más habitual. ¿Quieres saber cuál es la mejor edad para llevarlos, en qué casos se suelen poner y qué tipos existen?

niña
Fuente: Pexels

Actualmente muchos son los padres que se preocupan de que sus hijos disfruten de una buena salud bucodental. Y es algo de lo más beneficioso para ellos, tanto a nivel estético, como a nivel funcional. En este sentido, surge una duda… ¿Cuál es la mejor edad para poner brackets a los niños?

¿Por qué es beneficioso el uso de ortodoncia?

Es beneficioso porque aportará al niño muchas mejoras para su salud, tanto para tener una mordida adecuada, como para lucir una bonita sonrisa. Y es que, la ortodoncia no solo es un tratamiento para mejorar la estética, también ayuda a tener una boca con buena salud.

Normalmente se utilizan cuando existen malposiciones en los dientes, en caso de bruxismo, desgaste dentario, o para evitar molestias como dolores de mandíbula, de oído, cervicales o incluso de migrañas.

¿Cuál es la edad más recomendada?

Lo cierto es que no existe una edad concreta, depende del paciente y de su caso particular. Lo que sí que hay que tener en cuenta es que no es aconsejable que un niño lleve ortodoncia con brackets cuando aún no se le han caído todos los dientes de leche.

En torno a los 6 años, de manera natural, los dientes temporales comienzan a caerse y es, alrededor de los 10 y los 14 años, la edad en la que todos los definitivos ya han aparecido.

En entonces, una vez que el pequeño ya ha cambiado toda su dentadura cuando estará en su mejor momento para llevar brackets (haya llevado antes, o no, otro tipo de aparatos como uno de expansión).

Y es que, aquellos que previamente hayan tenido que utilizar un aparato de esa clase no les quita que no puedan tener que llevar brackets, aunque eso sí, irán con alguna ventaja y puede que su tratamiento sea más corto. Lo normal es llevarlos un período de tiempo de entre 1 a 3 años, según las circunstancias de cada uno.

Tipos de brackets: ¿cuáles son los más usados por los niños?

En la actualidad, el “llevar aparato” no es algo tan apático como podía serlo hace algunas décadas. Los brackets se han popularizado enormemente y también se han ido adaptando y mejorando.  Existen varias opciones por las que se puede optar:

  • Brackets metálicos. Son los de toda la vida y los más económicos, aunque sí, también son los que más se ven. No obstante, ya lo decimos, la salud bucal ha ganado importancia en los últimos años y muchos son los pequeños que se los ponen, además de ser la mayoría la que elige esta opción.
  • Brackets de cristal de zafiro. Son como los de siempre, pero en color transparente, por lo que se “mimetizan” con el esmalte de los dientes. Son mucho más estéticos, pero su precio es más elevado.
  • Brackets de porcelana o cerámicos. Son parecidos a los de zafiro, pero en su caso se acaban tiñendo con el tiempo.
  • Brackets linguales. Son totalmente “invisibles” porque en lugar de ir colocados sobre los dientes, se sitúan en la parte interna. Eso sí, no se recomiendan a los niños porque necesitan de una buena limpieza y son los más caros.
También te puede interesar:
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo