Vida sedentaria

Abusar de la tele provoca hipertensión infantil

Los expertos alertan de los problemas de salud que acarrea una vida sedentaria, también entre los más pequeños.

televisión niños

Lo estamos viendo y escuchando continuamente: la obesidad y otras enfermedades asociadas son un mal moderno, una especie de “epidemia del siglo XXI” que se debe, fundamentalmente, a los cambios en nuestros hábitos de vida.

Para los niños, el problema no es menor: las actividades de ocio de los más pequeños son cada vez más sedentarias: ver la tele, jugar al ordenador o con la tablet se han convertido en entretenimientos mucho más habituales que el deporte o salir a jugar con los amigos.

Un trabajo desarrollado con la Universidad de Zaragoza (Unizar) y la de São Paulo (Brasil) ha revelado que los niños que se mantienen sedentarios más de dos horas al día corren un riesgo un 30% mayor de desarrollar hipertensión. “El trabajo muestra el número de nuevos casos de hipertensión y la conexión entre la actividad física y diversas conductas sedentarias con el riesgo de tensión alta en niños europeos”, explica Augusto César F. de Moraes, autor principal de la investigación. Y es que, sobre una muestra de niños de entre 2 y 10 años y de 8 países europeos, los resultados mostraron que 110 de cada 1000 participantes padecían hipertensión. Un dato muy elevado dada la escasa edad de los pequeños.

“Las cifras resultan preocupantes, ya que las conductas sedentarias son habituales en la infancia y, posteriormente, durante la edad adulta”, afirma el investigador. Entre las enfermedades no transmisibles, la hipertensión tiene una alta incidencia en adultos. Diversos estudios han demostrado que los niveles de presión arterial en la infancia y la adolescencia impactan enormemente en el desarrollo de hipertensión en la edad adulta.

El ejercicio como método preventivo

Diferentes encuestas apuntan a que los niños españoles se pasan, de media, unas dos horas y media al día delante del televisor, con los problemas de salud que esto acarrea, Frente a este problema, la respuesta es clara: ¡más deporte!

Los expertos recomiendan que los jóvenes realicen actividad física durante más de 60 minutos al día, y aconsejan que las actividades sedentarias no superen las dos horas diarias. Asimismo, los investigadores han observado que no realizar actividad física una hora al día aumenta el riesgo de hipertensión en un 50%. “La evidencia científica indica que la actividad física es un potente vasodilatador. Por ello, aumenta la tasa de oxigenación del corazón y, a su vez, disminuye la presión arterial”, concluye F. de Moraes.

Fuente: SINC

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS