Causas de la afasia

Afasia infantil: ¿qué es y por qué se produce?

Se trata de una afección causada por posibles lesiones en el cerebro que pueden dar lugar a dificultades para leer, escribir o expresarse. Descubre por qué puede aparecer la afasia y los síntomas que presenta para identificarla.

niño
Fuente: iStock

La afasia es un trastorno originado por lesiones en zonas del cerebro que se encargan del lenguaje. Esto conlleva que puedan aparecer dificultades con la lectura, la escritura o con la forma de expresarse. Veamos por qué puede aparecer.

Se clasifica dentro de los trastornos del lenguaje infantil adquiridos. Esto significa que no se trata de una afección evolutiva, sino que viene derivada de diferentes causas.

No obstante, podemos distinguir diferentes tipos según las fases en las que se desarrolle, ya que la afasia realmente puede darse antes del nacimiento o después de nacer. Dependerá del momento en que aparezca la lesión.

  • Afasia connatal o perinatal: El daño en el cerebro ocurre durante la gestación o en el parto y se debe a alguna infección, exposición tóxica u otras razones. Por lo general, suele tener un buen pronóstico en cuanto a la adquisición del lenguaje si se hace una buena intervención terapéutica.
  • Afasia adquirida: Aparece cuando la lesión se produce una vez que el niño ya ha adquirido el lenguaje (entre los 2-3 años y hasta los 9, más o menos).

¿Por qué puede ocurrir?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que los cerebros de los bebés son órganos muy frágiles (en especial si hablamos de los de los prematuros) y esto hace que sea más fácil que se den lesiones cerebrales. Por ello, las razones que explican su aparición hay que buscarlas en los diferentes tipos de lesiones.

Las afasias pueden aparecer por algún daño en diversas áreas del hemisferio izquierdo del cerebro, zona responsable del lenguaje. Algunos de los daños desencadenantes más comunes son los siguientes:

  • Traumatismo craneoencefálico
  • Infecciones (como la encefalitis que provoca una inflamación cerebral)
  • Accidente cerebrovascular
  • Tumores
  • Hidrocefalia (acumulación en exceso de líquido en el cerebro)
  • Anoxia cerebral aguda (falta de oxígeno en el cerebro)
  • Epilepsia

Síntomas de la afasia

Generalmente, las complicaciones para los pequeños que padecen afasia son más intensas en la parte expresiva, que en la comprensiva. Se puede reconocer cuando se perciben estos síntomas:

  • Dificultad para hablar y tener una reducción del vocabulario
  • Problemas para construir frases
  • Problemas en la escritura y en la lectura
  • Dificultad para llevar a cabo operaciones de cálculo básicas

Sin embargo, también es posible que aparezcan problemas no solo específicamente con el lenguaje, sino también de carácter más general, como tener dificultades en el aprendizaje y la memoria, en la percepción visomotora, hemiplejías…

¿Tiene tratamiento?

Si el daño sufrido es perinatal, unilateral y focal, puede que no sea necesario que un logopeda tenga que intervenir, pero se debe analizar el desarrollo del lenguaje del niño para asegurarse de que no tiene dificultades.

Si la afasia es adquirida, el pequeño tendrá capacidades sin problemas, pero en otras sí tendrá complicaciones. En este caso, el tratamiento lo indicará un especialista y este dependerá de muchos factores: el momento del daño cerebral, las dificultades individuales, la edad…

El resumen es que no hay un único patrón en es este déficit y los perfiles están ligados, como vemos, a muchas variables. Lo más importante es que si tenemos cualquier sospecha consultemos a un médico especialista.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo