Consejos para aliviar los síntomas

Alergia al polen en niños: ¿qué debemos saber?

Por desgracia, cada vez más niños son alérgicos al polen, lo que significa que, si tu hijo lo es, es bastante probable que cuando llega la primavera, presente síntomas de ojos rojos, moqueo o estornudos, entre otros. Mira aquí cuáles son los principales signos de alergia y algunos consejos de ayuda. Si tienes dudas lo mejor es acudir a un especialista.

Empieza a hacer menos frío y poco a poco se va acercando la época del buen tiempo. Las plantas y los árboles comienzan a florecer y cada vez apetece salir más a la calle, especialmente a los niños. Sin embargo, en esta estampa tan primaveral, hay algo que quizá tampoco falta. Puede ser que el peque empiece a moquear, a toser y a frotarse los ojos… Igual no lo hemos confirmado, pero el niño es alérgico al polen. Veamos algunas recomendaciones.

Antes de nada… ¿Qué es el polen? De manera fácil, el polen es un polvillo que sueltan las plantas (incluyendo árboles, malezas y gramíneas) en la etapa de floración. Son como unos granos microscópicos, que cuando entran en contacto con la nariz, con los ojos o con la piel de las personas alérgicas les pueden provocar síntomas de alergia. Estos granitos normalmente son desplazados por el viento y pueden llegar incluso a kilómetros de distancia.

Es recomendable que estemos atentos a las señales que puedan dar los niños porque podrían padecer lo que se llama rinoconjuntivitis primaveral y/o asma estacional. Y es que, por desgracia, cada vez son más los pequeños alérgicos al polen y cada vez aparezca la sintomatología a edades más tempranas (incluso a los 3 años). De hecho, la polinización también se está adelantando, lo que conlleva que los síntomas puedan darse antes del inicio de la primavera. A continuación vemos los más habituales.

Síntomas de alergia

En el caso de los niños, es importante que los padres presten atención a estos signos que pueden estar presentando los pequeños:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Picor de ojos y de nariz
  • Lagrimeo y goteo nasal
  • Estornudos repetidos y taponamiento nasal
  • Tos, fatiga respiratoria y leves pitidos

Recomendaciones para aliviar síntomas

Si has detectado que los niños están presentando estas señales de alergia, acudir a un especialista siempre será una buena opción. Puede que el peque necesite iniciar un tratamiento que le ayude a reducir los síntomas. Asimismo, también puedes tener en cuenta estos consejos:

  • Lo primero de todo es identificar la planta que está causando la alergia. De esta manera se puede saber cuándo es su etapa de polinización y así mantenerse alejado de esa especie durante tal periodo.
  • En la época de mayor floración es recomendable no practicar demasiadas actividades al aire libre.
  • Si se va a viajar en coche lo mejor es mantener las ventanillas cerradas y si el vehículo cuenta con filtro antipolen, cerciorarse de que funciona correctamente.
  • Como consejo, se puede dar al niño gafas de sol para evitar que haya un contacto directo con los ojos, y en los casos de síntomas más severos, el uso de mascarilla.
  • Dentro de casa se deben airear las habitaciones, procurando hacerlo durante media hora a primera hora de la mañana y mantenerlas cerradas por la noche.
  • Los granos de polen pueden pegarse a las piezas de fruta y verdura, por eso lo mejor es lavarlas bien y quitar la piel antes de consumirlas.
  • Además, puedes consultar los niveles de polen en Internet, como en la página web de la Asociación Española de Aerobiología.

Continúa leyendo