Salud infantil

¿Alergia o resfriado? Claves para diferenciarlos

Especialmente entre los más pequeños, las alergias y los resfriados pueden presentarse con síntomas bastante similares, que van desde estornudos, mucosidad y secreción nasal hasta tos y dolor de garganta. Pero, ¿cuáles son las diferencias clave?.

A medida que avanza la actual pandemia de coronavirus en la que nos encontramos inmersos desde hace más de un año, y sobre todo a medida de que se van conociendo nuevos síntomas asociados con la COVID-19 (la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, o “nuevo coronavirus”), los expertos saben que existen algunos síntomas que esta enfermedad comparte con otras enfermedades respiratorias comunes infantiles, lo que puede acabar complicando el diagnóstico por parte de los especialistas.

Por ejemplo, se ha encontrado que la COVID-19 puede llegar a compartir algunos síntomas típicos con otras enfermedades habituales entre los niños, como por ejemplo es el caso de la gripe, el resfriado e incluso las alergias respiratorias.

Pero algo similar ocurre entre enfermedades respiratorias típicas que no tienen nada que ver con la originada por la infección con el SARS-CoV-2. Y es que no siempre es fácil distinguir entre las alergias estacionales y los resfriados comunes. Puesto que, como manifiestan los pediatras, en realidad existe bastante superposición en los síntomas. 

No obstante, para los padres, no hay duda que aprender a diferenciarlos es esencial, ya que ayudará positivamente tanto en el diagnóstico como en el posterior tratamiento, lo que, además, podría ser de utilidad a la hora de conseguir que el niño se sienta mejor mucho más rápido. 

¿Se trata de una alergia estacional?

Los niños, al igual que los adolescentes y los adultos, contraen alergias cuando determinadas sustancias (conocidas con el nombre de alérgenos), se introducen en el cuerpo y su sistema inmunológico los identifica como dañinas, produciendo anticuerpos e histamina con los que protegerse de la supuesta amenaza. 

A su vez, esto genera una respuesta inflamatoria que conduce a la aparición de algunos síntomas típicos, como picazón en los ojos, sollozos y estornudos, solo por citar algunos ejemplos.

En función de cuál sea la causa, las alergias infantiles pueden ser estacionales o, sin embargo, durar todo el año. Cuando se trata de una alergia estacional, lo más común es que se deba a un incremento en el número de polen de ciertas plantas presentes en el área donde vivimos. 

Eso sí, los desencadenantes pueden variar a lo largo del año, en función de la temporada. En cualquier caso, en la mayoría de las ocasiones incluyen árboles, pastos y algunos mohos. Mientras que, cuando la alergia se mantiene durante todo el año, se puede atribuir a alérgenos presentes en el interior de nuestra casa, como el moho, los ácaros del polvo, la caspa de algunos animales domésticos (principalmente el perro y el gato) y las cucarachas.

Resfriado común o alergia estacional
Foto: Istock

Principales síntomas de las alergias, estacionales o no:

  • Estornudos constantes
  • Goteo postnasal
  • Secreción nasal acompañada en la mayoría de las ocasiones de mucosidad fina y de color claro
  • Congestión tanto nasal como de los senos nasales
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta leve
  • Tos
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Sensación de picazón en los ojos
  • Picazón en la nariz
  • Empeoramiento de los síntomas del asma

¿Y si se trata de un resfriado común?

Un resfriado común ocurre cuando un virus (en la mayoría de las ocasiones suele ser debido a un rinovirus) ingresa en el cuerpo a través de la boca, la nariz o los ojos. Desde ese momento, el virus empieza a replicarse hasta que el sistema inmunológico o los medicamentos pueden combatirlo. 

Es habitual que los síntomas aparezcan unos pocos días después de la exposición al virus.

Principales síntomas del resfriado común:

  • Congestión o secreción nasal (la mucosidad puede ser verdosa o amarilla)
  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Dolores musculares
  • Fiebre leve
  • Dolor de cabeza (leve)
  • Fatiga

¿Cómo podemos diferenciarlos?

Los síntomas de la alergia suelen seguir un patrón

Es común que muchos de los niños con alergias hayan experimentado ya otros síntomas antes. De hecho, lo más habitual es que los síntomas se desarrollen siguiendo un patrón, aunque dependerá del tipo de alérgeno que esté originando la alergia.

También es común que los síntomas de alergia ocasionados por alérgenos externos a menudo tiendan a aparecer en la misma época del año, sobre todo cuando siempre vivimos en una ubicación geográfica específica. 

Mientras que, como ya te hemos indicado, los síntomas causados por alérgenos de interiores pueden acabar ocurriendo durante todo el año.

Los síntomas del resfriado no suelen variar mucho a lo largo del día

Los virus causantes de los resfriados tienden a replicarse hasta que el sistema inmunológico, o los fármacos, los combate. 

Por este motivo, es menos probable que los síntomas causados por un resfriado suelan variar en gravedad a lo largo del día, o que incluso varíen mucho de un día para el otro, como sí suele ocurrir con las alergias.

Es más común que el resfriado provoque fiebre

Aunque, como hemos visto, es cierto que muchos de los síntomas de los resfriados y las alergias se superponen, la fiebre suele ser más habitual en los resfriados. Lo mismo ocurriría con otros síntomas, como dolor de garganta, dolor de cabeza y ronquera.

Los síntomas de la alergia pueden durar semanas o meses

Mientras que los síntomas asociados con un resfriado suelen durar menos de 14 días, las alergias estacionales pueden acabar durando semanas o meses, algo que dependerá de la prevalencia del alérgeno.

Los expertos estiman que los niños menores de 6 años de edad suelen tener un promedio de entre seis a ocho resfriados comunes cada año, y los niños mayores un promedio de dos.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo