Vacuna contra el coronavirus

AstraZeneca y Oxford comienzan ensayos de su vacuna en niños

La vacuna de AstraZeneca, que ha elaborado en colaboración con la Universidad de Oxford, será la primera vacuna contra el coronavirus que comenzará ensayos para ver cuál es su eficacia y cuáles sus efectos en la población infantil. En concreto, en niños de entre 6 y 17 años.

cXUN
Fuente: iStock

Un país: Reino Unido. Una Vacuna contra el coronavirus: Oxford/AstraZeneca. Un grupo de voluntarios: 300 niños con edades comprendidas entre 6 y 17 años. Estas son las claves para entender el primer ensayo de una vacuna contra la COVID-19 en la población infantil. Se trata, así, de los primeros ensayos con niños pequeños de una vacuna contra el SARS-CoV-2, ya que hasta ahora solo se habían hecho pruebas anteriores con jóvenes de entre 16 y 17 años (aunque de momento no está autorizado su uso público en esta franja de edad).

Este ensayo ha dado comienzo el pasado sábado en Reino Unido; en concreto, se llevará a cabo en las ciudades de Oxford, Londres, Southampton y Bristol, según un comunicado de los propios investigadores.

La vacuna encargada de probarse es la desarrollada en el país anglosajón: la de la farmacéutica AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford. Además, tenemos más datos de este ensayo que ya ha comenzado: en concreto será un grupo de 300 voluntarios de entre 6 y 17 años el encargado de probar su eficacia en la población infantil. De ellos, 240 participantes recibirán la vacuna contra el SARS-CoV-2 que, recordemos, en este caso se administra en dos dosis con doce semanas de diferencia. El resto recibirá una vacuna contra la meningitis con eficacia comprobada en niños.

“Es importante establecer la seguridad y la respuesta inmune a la vacuna en niños y jóvenes, ya que algunos niños pueden beneficiarse de la vacunación”, afirma Andrew Pollard, profesor e investigador jefe del ensayo.

Un ensayo necesario e importante

Aunque está científicamente comprobado que este nuevo coronavirus afecta de manera más leve a niños que adultos, el ensayo de la vacuna de AstraZeneca es necesario. Y lo es porque, entre otros, hay niños con enfermedades autoinmunes y otras complicaciones sanitarias a los que la administración de esta vacuna pueda tranquilizarles con el fin de evitar el contagio.

Además de este hecho, es cierto que se han venido describiendo algunas enfermedades multisistémicas que han afectado a un porcentaje muy pequeño de población infantil contagiada por SARS-CoV-2. Hablamos, sin ir más lejos, de la Enfermedad de Kawasaki. O al raro Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico vinculado a este coronavirus que se ha observado en, al menos, un centenar de niños en las últimas semanas en Reino Unido (precisamente el país que comienza el ensayo).

Una enfermedad que no suele reportar gravedad (solo dos menores han fallecido a causa de ella) y que se ha observado, incluso, en niños asintomáticos varios meses después del contagio.

Siguiendo protocolos

Recordemos que, aunque actualmente ya ha comenzado la campaña de vacunación mundial y que son tres las vacunas que se están administrando (Pfizer/BioNTech, Moderna y Oxford/AstraZeneca), todavía no hay ninguna vacuna cuyo uso esté aprobado en la población infantil y, por tanto, de momento no se contempla que comiencen a utilizarse en menores.

Que el ensayo en niños comience cuando ya se está vacunando la población adulta no es raro: se trata de un hecho que forma parte del protocolo habitual y general de la aprobación de vacunas. Ya hemos explicado en anteriores ocasiones que este tipo de ensayos clínicos siempre se inician con población adulta y, una vez comprobada la eficacia del medicamento en cuestión, puede valorarse comenzar con los ensayos en niños.

Además de esto, recordemos que los menores no presentan un papel fundamental dentro de la transmisión del virus, ya que no están considerados como súper contagiadores y, además, el SARS-CoV-2 suele afectarles de manera mucho menos grave que a los adultos.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo