Dolor de cabeza en niños

Cefaleas en niños: cuáles son los síntomas de alarma y tratamiento

¿Por qué los niños pueden tener dolor de cabeza? Aunque las cefaleas pueden ser muy comunes, ¿cuáles son los síntomas o señales de alarma?

Javier es un niño sano de 5 años. Tras volver del colegio y merendar se pone a jugar un rato. Al poco, empieza a notarse mal y dice que le duele la cabeza. Su padre se preocupa por que es la primera vez que el pequeño se queja de cefalea. No sabe muy bien qué hacer por lo que decide acudir a Urgencias. A su llegada la enfermera toma las constantes a Javier, que tiene 38ºC de fiebre. El pediatra de guardia explora al pequeño, sin encontrar nada relevante, salvo la garganta un poco roja. Explica al padre que probablemente esté empezando con un proceso viral, que no se preocupe y que pida cita en el centro de salud en un par de días para que valoren al niño si la fiebre persiste.

Cefaleas en niños
Foto: Istock

Este caso es muy común. Muchos padres acuden a Urgencias con niños de entre tres y cinco años por dolor de cabeza. La mayoría de las veces este síntoma acompaña a la sensación de malestar que produce un cuadro febril, pero el hecho de que el niño manifieste la molestia de la cefalea de forma activa pone en alerta a los padres, que casi siempre dicen: “Es que es la primera vez que le duele la cabeza” Realmente no es que sea la primera vez que le duele, es que a esta edad es cuando los niños son capaces de verbalizar y localizar mejor los síntomas.

Un niño de 15 meses también siente molestias cuando tiene fiebre o una gripe, tales como pinchazos en las piernas, sensación de “cuerpo cortado” o dolor de cabeza, pero aún no es capaz de detallar estos síntomas, simplemente llora más y esta irritable, o “más penoso”.

La mayoría de los niños se quejará de dolor de cabeza en algún momento

Hasta el 75% de los niños sufrirá algún episodio de dolor de cabeza significativo antes de los 15 años y, según la edad, serán capaces de describir con más o menos detalles el dolor que padecen. Niños de 7-8 años podrán decirnos la intensidad, en qué parte de la cabeza se concentra el dolor, si es pulsátil u opresivo, intermitente o constante.

En niños preadolescentes y en adolescentes podemos encontrar cefaleas de tipo migrañoso, sobre todo si hay antecedentes familiares. En estos casos, además de dolor de cabeza pueden añadirse otros síntomas como molestias desencadenadas por las luces intensas o los ruidos fuertes.

¿Cuáles son los signos de alarma? ¿Cuándo consultar en urgencias?

Si un niño se queja activamente de dolor de cabeza y no está acatarrado, ni está pasando ningún proceso viral como una gripe o gastroenteritis y no tiene fiebre, es decir, que hemos descartado las causas más frecuentes de fiebre, se debe acudir a urgencias si además la cefalea no cede con los analgésicos habituales, como paracetamol o ibuprofeno. Si el dolor si mejora con los medicamentos podemos esperar a que el pequeño sea valorado en el centro de salud.

Existen otros síntomas que pueden ponernos en alerta como que el dolor sea muy intenso, tan fuerte que el niño no pueda continuar con sus actividades habituales, que el dolor le despierte por la noche o que se acompañe de vómitos. También debemos consultar si vemos que cada vez tenemos que dar más medicamentos o más dosis para controlar el dolor. Si además observamos otros síntomas neurológicos como mareo, pérdida de equilibrio, vértigo, temblores, alteraciones de la visión o convulsiones lógicamente deberemos acudir al hospital más cercano sin demora.

¿Cuál es el tratamiento?

Cómo tratar las cefaleas en niños
Foto: Istock

Habitualmente las cefaleas leves y las asociadas a procesos febriles o víricos mejoran con los analgésicos más usados, como paracetamol e ibuprofeno. Además, se recomienda que el niño o niña descansen en un lugar tranquilo, en silencio y a oscuras, sin pantallas de ordenador o móvil.

En caso de migrañas ya diagnosticadas es importante “abortar” el episodio lo antes posible, administrando los analgésicos prescritos, sin esperar “a ver si se le pasa”, ya que una vez establecido el episodio de migraña será más difícil aliviarlo. En determinadas circunstancias el neuropediatra puede prescribir medicamentos preventivos para estos episodios.

¿Se puede prevenir?

Podemos tomar algunas medidas para evitar dolores de cabeza en niños que los presenten con frecuencia. Es importante en estos casos mantener los horarios y las rutinas estables, tanto en horas de dormir (para que sean suficientes) como en las comidas (se recomienda evitar ayunos prolongados, ya que la hipoglucemia puede desencadenar malestar y cefaleas).

La práctica de ejercicio también nos ayudará tanto para mejorar la oxigenación de los tejidos y evitar los dolores de cabeza como para controlar el estrés.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo