Dientes de leche

Células madre: la importancia de guardar los dientes de nuestros hijos

¿Es buena idea guardar los dientes de leche de nuestros hijos? ¿Qué tienen que ver los dientes de leche con las células madre? Resolvemos tus dudas.

dientes de leche
Foto Istock

La obtención de células madre de los dientes de leche de nuestros hijos es una realidad desde hace años. Para conocer cómo es este procedimiento, así como por qué hay padres y madres que recurren a esta técnica, hablamos con el doctor Jorge Ferrús, implantólogo y periodoncista y cofundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos de Madrid.

Como explica este especialista, “guardar los dientes de leche (también llamados deciduos) de un hijo puede ser una costumbre meramente nostálgica, como quien guarda el mechón de su bebé para hacer un álbum de fotos.”

De este modo, cada persona puede tener una preferencia sobre qué hacer con los dientes de leche: guardarlos en una caja, usarlos para confeccionar un collar, llevarlos a un laboratorio para obtener células madre...

El doctor también explica que “desde hace ya años que se vienen publicando estudios que demuestran la utilidad de conservar adecuadamente las piezas de leche debido a que contienen células madre que pueden utilizarse en Medicina, un método muy similar al que se realiza cuando se conserva el cordón umbilical tras el parto.”

Pero la obtención de células madre de las piezas deciduas no es un proceso que se pueda llevar a cabo así como así. Tal como explica el dentista de la Clínica Dental Ferrus & Bratos, “lo mejor es recurrir a un banco de dientes de leche, muchos de ellos en Estados Unidos. A través de un proceso llamado criopreservación con nitrógeno líquido, la pulpa del diente se conserva adecuadamente. Para poder llevar a cabo este procedimiento, es fundamental que no hayan pasado más de 48 horas desde la caída del diente. Una vez en el laboratorio, donde se extrae la pulpa, los expertos pueden aislar las células madre y guardarlas a la temperatura idónea.”

Es conveniente que los padres y madres que quieran recurrir a esta técnica conozcan la etapa de la dentición de sus hijos, así como cuándo se cae cada diente.

“Los dientes de leche se caen porque el definitivo -incrustado en el hueso maxilar- lo “empuja” para poder tener el espacio adecuado para salir. La dentadura de un niño está conformada por 20 piezas, mientras que la de una persona adulta está formada por 32 dientes, contando con las cuatro muelas del juicio”, explica el doctor Jorge Ferrús.

Cada una de estas piezas se cae a una edad determinada, siendo la etapa de la dentición más habitual la siguiente:

NOMBRE DEL DIENTE                   CUÁNDO SALE                                       CUÁNDO SE CAE

Caninos                                       16-22 meses                                             10-12 años

Incisivo central                              8-12 meses                                                6-7 años

Incisivo lateral                               9-13 meses                                                7-8 años

Primer molar                                13-19 meses                                              9-11 años

Segundo molar                             25-33 meses                                            10-12 años

“Esta es una tabla estimativa, y cada niño puede desarrollarse a su propio ritmo”, comenta el doctor. “En caso de que se produzca la pérdida prematura de un diente deciduo, la pieza permanente no estará preparada para salir, dejando un hueco en la arcada. Con el fin de evitar problemas de oclusión y que los dientes adyacentes se muevan y ocupen el lugar que ha quedado libre, en estos casos podemos colocar un mantenedor de espacio hasta que emerja el diente definitivo.

“La principal diferencia entre los dientes de leche y los definitivos es que hay un total de 20 piezas deciduas a las 32 permanentes. Los dientes deciduos son de un menor tamaño y, generalmente, cuentan con un color más blanco. Respecto a su estructura interna, ambos tipos de dientes cuentan con la misma anatomía: una raíz, la corona y, en su interior, encontramos los vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.”

Regeneración dental a partir de células madre

En España ya hay dos universidades (la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Internacional de Cataluña) que están trabajando en la regeneración dental a partir de células madre, es decir, en que un diente que haya sufrido un traumatismo pueda ser sustituido por un diente cultivado en un laboratorio a partir de células madre.

Sin embargo, “aunque muchos padres y madres se decanten por obtener las células madre de los dientes de leche, lo cierto es que hoy en día aún no existe la tecnología médica para llevar a cabo una regeneración de tejidos, pero sí que cada vez hay más estudios que afirman que podrían resolverse en algunos años, sobre todo problemas relacionados con enfermedades congénitas o degenerativas”, concluye el cofundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos de Madrid.

Artículo ofrecido por Jorge Ferrús, implantólogo y periodoncista y cofundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos de Madrid.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo