Piojos en el niño

Ciclo de vida del piojo: todo lo que debemos saber

El piojo es un parásito tremendamente contagioso, sobre todo entre los más pequeños. Conocer cómo es su ciclo de vida puede ser de enorme utilidad a la hora de afrontar algunos episodios de contagio en la escuela (y en casa).

Los piojos son muy comunes en niños, especialmente cuando van a la guardería o en la escuela, donde el contagio es muchísimo más sencillo. De hecho, estos insectos rebeldes no solo pueden ser bastante contagiosos, sino que pueden ser incluso difíciles de eliminar del cabello. Y aunque existen épocas en los que la infestación es más común, pueden estar presentes en cualquier momento del año. Basta que un niño los tenga para que sean contagiados fácilmente al resto de los pequeños.

Existen una serie de síntomas que pueden ayudar a saber si un niño tiene piojos o no. Desde su detección a plena vista en el cabello, se le une la sensación de hormigueo o cosquilleo en el cuero cabelludo, que puede llegar a convertirse también en una incomodísima picazón.

Dado que son insectos parásitos, necesitan de la presencia de un anfitrión que les brinde alimento para poder vivir. En este caso, se alimentan a partir de la sangre que obtienen del cuero cabelludo, motivo por el cual viven cerca de éste (aunque también es posible que, ocasionalmente, podamos encontrarlos en las cejas o en las pestañas). 

Son tremendamente comunes, estimándose que, cada año, entre 6 a 12 millones de personas los contraen. De ellos, la mayoría son niños de entre 3 a 11 años de edad. Y, efectivamente, una causa habitual que ocasiona que los piojos sean muchísimo más comunes entre los más pequeños de la casa lo encontramos en el hecho de que, a esta edad, suelen estar en contacto cercano cuando juegan.

¿Sabes cómo se produce el contagio?

Antes de indagar acerca de cuál es el ciclo vital del piojo, es necesario saber de qué forma se produce el contagio. Y aunque es posible que pienses lo contrario, la realidad es que los piojos no tienen la capacidad de volar, ni de saltar (como sí ocurre, por ejemplo, con las pulgas). Es decir, no pueden saltar de una cabeza a la otra.

Al contrario, el contagio sí puede producirse por contacto directo entre alguien que los tiene y una persona que no. Pero también puede darse la transmisión o contacto indirecto, ya sea a través de una bufanda, una gorra, un sombrero, un peine o un cepillo.

Cómo es el ciclo vital de un piojo

El ciclo vital de un piojo comienza desde el preciso momento en el que es un huevo, conocido también con el nombre de liendre. La liendre tiene un tamaño de aproximadamente 1 milímetro de longitud, y suele tener una apariencia amarilla blanquecina.

Tiene la capacidad de adherirse firmemente a un mechón de cabello cerca del cuero cabelludo.

Después de entre 7 a 10 días, aproximadamente, la liendre sale del cascarón y pasa a convertirse en lo que se conoce como una ninfa (también denominado como piojo joven). Por lo general, suelen tener entre 1.1 a 1.3 milímetros de longitud, y su color es blanco o tostado. Luego tardarán entre 9 a 12 días en madurar, convirtiéndose así en piojos adultos. 

Los piojos adultos, cuando maduran, suelen tener un tamaño no superior a los 2 milímetros de longitud, poseen un característico color negro u oscuro, y las hembras suelen tener un tamaño mayor que los machos. Cuando maduran, viven de 3 a 4 semanas aproximadamente.

¿Cuánto tiempo puede permanecer un piojo en el cuero cabelludo?

Inmediatamente después de que la liendre haya eclosionado, las ninfas necesitan comida para poder sobrevivir. Con la ayuda de sus garras, se comienzan a arrastrar desde los mechones de cabello hasta el cuero cabelludo, y empiezan a alimentarse de la sangre del huésped (haciéndolo, además, varias veces al día).

Mientras exista una fuente de alimento disponible (por ejemplo, la sangre del cuero cabelludo), un piojo adulto puede llegar a vivir hasta 30 días. Y, mientras tanto, pueden continuar multiplicándose. De hecho, un piojo hembra puede poner hasta 6 huevos por día.

¿Y cuánto tiempo pueden vivir fuera del cuero cabelludo o sin comida?

Fuera del cuero cabelludo, o del cuerpo humano en sí, los piojos adultos no pueden vivir más allá de 24 horas. Aunque si has identificado la presencia de piojos en casa, lo más adecuado es aislar y lavar esas zonas -y también la ropa- dentro de al menos las 72 horas siguientes. 

En el caso de las liendres, sin embargo, no pueden vivir sin la existencia de un huésped humano, dado que necesitan el calor del cuero cabelludo para la incubación antes de salir del cascarón. Y, apenas nacen, necesitan de alimento, el cual obtienen, como ya te hemos comentado, a partir de la sangre humana. Por tanto, las liendres que se desprenden del cabello posiblemente acaben muriendo antes de que nazcan.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo