Comida rápida, solo de vez en cuando

Colesterol, hay que controlarlo

Cada vez más niños tienen niveles altos de colesterol. El exceso de alimentos grasos, la falta de ejercicio físico e incluso el factor hereditario son algunas de sus causas.

Colesterol, hay que controlarlo

El colesterol es una grasa fundamental para la vida. Se encuentra en las membranas de las células e interviene en algunos procesos como la producción de ciertas hormonas. El organismo sintetiza una parte y el resto lo obtiene a través de los alimentos ricos en grasas: huevo, lácteos, carnes o aceites vegetales. Tener los niveles altos es perjudicial para la salud.

¿Por qué se habla de colesterol bueno y colesterol malo?

Existen dos tipos de colesterol: el HDL y el LDL, conocidos respectivamente como bueno y malo. El bueno es beneficioso para la salud, en cambio el malo se deposita en las arterias en forma de placas.

¿Por qué es peligroso tener niveles altos?

Las placas de colesterol van deteriorando las arterias y a la larga pueden provocar enfermedades circulatorias o del corazón (ictus, infarto, etc.) en edades jóvenes.

¿Debería conocer qué niveles tiene mi hijo?

Los organismos internacionales hasta ahora no han recomendado realizar análisis de sangre a todos los niños, pero algunos médicos son partidarios de hacer un análisis a los diez años, para así poder tomar medidas a tiempo.
Ahora bien, si el niño cuenta con factores de riesgo (diabetes, obesidad, familiares con enfermedades coronarias tempranas o con colesterol, etc.), conviene hacerle controles periódicos.

¿Si los padres tienen colesterol alto, el niño también lo tendrá?

Los niveles de colesterol pueden estar altos por una predisposición genética que se conoce como hipercolesterolemia familiar, por una alimentación inadecuada o por una mezcla de ambos factores. Por eso es habitual que los hijos de padres que tienen cifras altas también tengan sus niveles de colesterol por encima de lo normal.

También suelen tener hipercolesterolemia los niños que están gordos o que comen una cantidad excesiva de alimentos ricos en grasas.

¿Cómo se baja?

  • Es primordial instaurar una dieta saludable, esto es, reducir el consumo de grasas saturadas, azúcares y sal, y comer más frutas y verduras.
  • Además, el niño debe hacer ejercicio físico regularmente.
  • Si pasado un tiempo prudencial de un año sus cifras de colesterol no mejoran con esas medidas, el médico puede recomendar consultar con un especialista en nutrición.

Como estos hábitos son para toda la vida, debe adoptarlos toda la familia, si no será difícil inculcárselos.

¿Hay que tomar pastillas?

El doctor trata de no recomendar medicamentos para bajar el colesterol a los niños porque apenas se han estudiado los efectos secundarios que pueden producir en los más pequeños.

A pesar de eso, puede prescribirlos a partir de los diez años si el niño tiene antecedentes familiares y sus niveles no mejoran después de adoptar las medidas dietéticas recomendadas.

¿Qué alimentos conviene evitar?

Los alimentos que contienen mucho colesterol son: bollería industrial, aperitivos comerciales (ganchitos, patatas chips), pizza, hamburguesa, nata, chocolate, mantequilla, quesos grasos, embutido, paté.

Estos productos se pueden tomar de vez en cuando, nunca todos los días.

¿Cuándo existen porcentajes elevados?

Las cifras de colesterol se determinan con un análisis de sangre en el que se mira el colesterol total, el colesterol malo (LDL) y el bueno.

Nivel
Colesterol total
LDL
Atenuado Menos de 170 mg. Menos de 110 mg.
Límite De 170 a 199 mg. De 110 a 129 mg.
Elevado Más de 200 mg. Más de 129 mg.

 

Etiquetas: alimentación niños, enfermedades, hábitos saludables, nutrición infantil, salud niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS