En carretera

¿Cómo acondicionar el vehículo para garantizar la seguridad infantil?

Su seguridad es lo más importante. Comprueba que tanto tu coche como tu silla de auto cumpla con el sistema de retención infantil. Te contamos la variación de los sistemas homologados de retención según su peso y estatura.

niña en el asiento especial del coche
Fuente: Depositphoto

Esto es todo lo que tu vehículo familiar debería incluir:

  • Sistemas de seguridad como airbags, ESP y ABS.
  • ­La posibilidad de desconectar el airbag de pasajero.
  • ­Fácil acceso a la zona donde va instalada la silla de auto para poder colocar y retirar al pequeño cómodamente.
  • ­Cierre de seguridad integrado en las puertas traseras.
  • Posibilidad de desactivar los elevalunas y otros elementos electrónicos de la parte trasera.
  • Sistema antipinzamiento para las ventanas traseras y el techo.
  • Protección solar integrada o UPF.
  • Si se instalan más de dos sillas de auto es importante asegurarse de que el asiento central es compatible con un tercer SRI.
  • Suficiente espacio en el maletero para guardar el cochecito.
  • Anclajes ISOFIX de fácil acceso.
  • Idealmente, debería existir una posición de asiento i-Size en el vehículo, que evite que la silla vaya mal montada.
  • La hebilla del arnés del cinturón de seguridad debe ser fácilmente accesible y la longitud del mismo ser lo suficientemente extensa como para asegurar adecuadamente el SRI.
  • Los menores con una altura igual o inferior a 135 cm deberán utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y estatura.

Según el peso y la estatura, un sistema de retención homologado

  • GRUPO 0 Y 0+ (HASTA 13 KG)

Estas sillas se deben utilizar siempre en sentido contrario a la marcha. El sentido contrario a la marcha ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna. Los niños se sujetan a la silla mediante un arnés de 5 puntos.

Deberemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo. En el caso de los capazos deberán colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo, aunque no son recomendables.

Los asientos delanteros se utilizarán en casos excepcionales.

  • GRUPO 1 (DE 9 A 18 KG)

­Esta silla debe instalarse siempre antes de sentar al bebé, siguiendo de forma precisa las instrucciones de anclaje específicas para cada modelo.

­ La silla se fija al asiento mediante el cinturón de seguridad o Isofi x, comprueba que quede fijada firmemente.

­ El niño queda sujeto mediante un arnés de cinco puntos que siempre debe ir bien ajustado al cuerpo. Si el niño saca un brazo o suelta algún agarre, el sistema de sujeción perderá toda su efectividad.

  • GRUPO 2 Y 3 (DE 15 HASTA 36 KG)

­Corresponde a los asientos y cojines elevadores. Indicados para el momento en el que el niño es demasiado grande para una silla y demasiado pequeño para el cinturón de seguridad.

Lo más recomendable es utilizar elevador con respaldo dado que ofrecen una mayor seguridad. Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar el cinturón del propio vehículo correctamente.

­ La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello, y la banda horizontal, lo más abajo posible sobre las caderas y muslos, y nunca sobre el estómago.

  • A PARTIR DE 135 CM

­ Excepcionalmente, los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo.

­ Hasta los 150 cm es recomendable que los menores sigan utilizando sistema de retención homologados a su talla y peso.

­ En todos los casos, la banda diagonal del cinturón ha de pasar por la clavícula, sobre el hombro bien pegada al pecho, y la banda horizontal ha de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

Pautas que debes recordar siempre

  • ­ Utilizar los sistemas de retención, desde el embarazo, desde su primer viaje en coche a la salida del hospital y hasta que el niño mida al menos 135 cm, aunque es aconsejable que hasta 150 cm utilice silla con respaldo antes de pasar a hacer uso del cinturón.
  • ­ Colocar la silla el mayor tiempo posible en sentido contrario a la marcha.
  • ­ Utilizar siempre el Sistema de Retención Infantil adecuado a la altura y peso del niño.
  • ­ Asegurarte de que la silla está bien anclada al vehículo y que el niño va bien colocado y sujeto.
  • ­ ¡Vigilar los trayectos cortos! Es donde hay un mayor número de accidentes y errores de colocación.
  • ­ Dar ejemplo, ponte siempre el cinturón de seguridad.

Continúa leyendo