¿Cómo afecta la psoriasis en los niños?

Esta enfermedad inflamatoria y crónica de la piel que produce placas rojizas con descamación blanca puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero especialmente a codos, rodillas, cuero cabelludo, abdomen, piernas y espalda.

picor brazo
Foto Istock

Es una enfermedad que no tiene cura y suele manifestarse entre los 15 y los 35 años de edad. Sin embargo, en el 1 % de la población comienza de niños. Las diferencias que presenta respecto a la psoriasis en adultos pueden llevar a que se diagnostique tarde.

“Un aspecto fundamental es que las lesiones de psoriasis en los pequeños son más eccematosas y no tienen tanta escama como en el adulto. Además, son más anulares en lugar de redondeadas”, explica Raúl Lucas, coordinador de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital de La Paz en Madrid.

Por otro lado, la psoriasis en niños se presenta con más frecuencia en la cara, algo atípico en los adultos. “Todo esto hace que sea diferente dependiendo de la edad, provocado un retraso diagnóstico”, continúa el dermatólogo. Por otro lado, existe un tipo especial de esta patología llamada psoriasis del pañal: “Son placas de psoriasis maceradas y con poca escama. Es importante distinguirla de la dermatitis seborreica”, añade el especialista.

Muchas opciones de tratamiento

El dermatólogo explica que “siempre que sea posible se administrará un tratamiento tópico, con corticoides o con la combinación de corticoides y análogos de la vitamina D”. Si las lesiones son más extensas, el siguiente escalón es la fototerapia, los tratamientos sistémicos y los nuevos fármacos biológicos.

“Tenemos muchas opciones de terapias comparado con las que teníamos antes; y muchos fármacos que están en desarrollo o que se utilizan en adulto se están estudiando en niños”, puntualiza De Lucas.

Una oportunidad de cambiar el curso de la enfermedad

El hecho de que una dolencia crónica e inflamatoria debute en la edad pediátrica no tiene por qué ser sinónimo de un peor pronóstico en la edad adulta.

“Cualquier enfermedad que aparece en la etapa infantil tiene más riesgo de complicaciones a largo plazo. Esto es un riesgo pero también una oportunidad para poder mejorar el estilo de vida y para conseguir adultos con menos complicaciones asociadas”, señala el experto.

La complicación más frecuente asociada a la psoriasis en adultos es la afectación articular. “Por eso nosotros recomendamos que los niños hagan ejercicio, lleven una vida saludable para no tener sobrepeso, no beban y no fumen cuando sean adultos. En nuestra mano tenemos la oportunidad de cambiar el curso de una enfermedad inflamatoria crónica”, incide.

Impacto emocional

Al tratarse de un problema que provoca lesiones en la piel, tiene un enorme impacto en su calidad de vida debido a la estigmatización que aún existe.

“En torno a la adolescencia es cuando llegas a ser consciente de que tienes una enfermedad, y si es crónica y visible, te afecta todavía más. Las lesiones en las zonas expuestas vienen acompañadas de un componente de ansiedad que se incrementa durante la adolescencia”, concluye.

Artículo elaborado por Sandra Pulido

firma Gaceta Médica

Gaceta Médica

El periódico líder en información sanitaria y de salud en España. Dirigido a médicos, enfermeras y todos los profesionales de la sanidad.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo