Vídeo de la semana

Coronavirus en niños

Cómo diferenciar entre catarro, alergia y COVID en niños

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los pediatras es que muchas enfermedades respiratorias comparten síntomas con la COVID-19.

Cómo diferenciar entre catarro, alergia y COVID en niños
Foto: Istock

Uno de los principales problemas a los que se han enfrentado los médicos desde la llegada del coronavirus (SARS-CoV-2) no solo a nuestro país, sino a la mayoría de países afectados desde el mes de febrero del pasado año, es que muchos de los síntomas de la COVID-19 son similares a los que surgen, por ejemplo, con una gripe

Lo que puede hacer complicado diferenciarlos en un primer momento, a menos que los síntomas evolucionen y, además, se lleve a cabo un test PCR como forma de confirmar o no si en realidad se trata de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Y lo mismo ocurriría con otras enfermedades y afecciones que tienden a compartir síntomas y molestias entre sí, como por ejemplo es el caso del catarro (o resfriado común) y las propias alergias respiratorias. A lo que nos lleva a preguntarnos, ¿es realmente posible diferenciar entre catarro, gripe, alergia y COVID, especialmente entre los más pequeños de la casa?

¿Catarro, gripe o COVID-19? Conoce los síntomas

Cuando un niño empieza a sentirse enfermo, a menudo se convierte en un auténtico desafío para muchos padres descubrir qué es lo que realmente tiene y le ocurre. Y, sobre todo, hasta qué punto puede ser una condición o afección grave. ¿Se trata de un resfriado común? ¿Una gripe? ¿Una alergia respiratoria? ¿Otro virus? 

A todo ello se le ha sumado un nuevo e incómodo “protagonista”: la COVID-19, que es la infección o enfermedad causada por el SARS-CoV-2 (nuevo coronavirus), la cual ha llegado para terminar complicando un poco más las cosas.

Lo cierto es que, en realidad, no siempre está del todo claro qué tipo de infección tiene el niño. Es más, en el caso de la COVID-19, la gripe y otros virus respiratorios, se caracterizan por presentar muchos síntomas en común. Por suerte, a medida que ha avanzado el tiempo, los expertos han aprendido muchas lecciones acerca de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, por lo que pueden ayudar a los padres a descubrir qué hacer cuando sus hijos se sientan enfermos.

Principales diferencias entre la COVID-19 y la gripe

La mayoría de los niños que tienen gripe suelen experimentar síntomas de inicio rápido, y empiezan a sentirse enfermos con tos, secreción nasal y fiebre durante algunos días. También tienden a experimentar escalofríos, dolor de cabeza, pérdida del apetito, dolor de garganta, náuseas y fatiga.

No ocurre lo mismo con la COVID-19, en la que los niños pueden no tener síntomas o tener fiebre durante un período originalmente corto de tiempo, así como otros síntomas como tos, congestión nasal y, sobre todo, la pérdida tanto del gusto como del olfato.

Gripe o COVID en niños
Foto: Istock

Debemos tener en cuenta que no todas las personas infectadas con este virus presentarán los mismos síntomas. Así, mientras que algunas personas con COVID-19 (en especial adultos) se enferman gravemente, otras presentan síntomas leves o cursan de manera asintomática, como de hecho ocurre con los niños.

No obstante, aún cuando los síntomas sean leves o no se presenten, pueden transmitir el virus sin enfermarse. En cualquier caso, se sabe que los síntomas, una vez expuestos al virus, tienden a aparecer entre 2 a 14 días después.

En cualquier caso, parece que uno de los síntomas de la COVID-19 más evidentes es la pérdida del gusto o del olfato, que, de hecho, parece ser exclusiva de esta enfermedad, puesto que la mayoría de las otras infecciones no tienen a presentar esta molestia. Pero igualmente es importante saber que muchas personas con COVID-19 nunca lo experimentarán.

¿Qué ocurre con el virus respiratorio sincitial? ¿Y las alergias?

Curiosamente la gripe y la COVID-19 no son las únicas enfermedades respiratorias comunes que los padres deberían tener en cuenta, dado que es igualmente importante conocer las principales diferencias entre el resfriado común, el virus respiratorio sincitial y las alergias.

El virus respiratorio sincitial consiste en una enfermedad vital que hace que el niño presente problemas para respirar con normalidad, siendo más común que ocurra antes de que cumpla los 2 años de edad. Los síntomas más comunes suelen ser tos, fiebre, estornudos, nariz que moquea, sibilancias y disminución del apetito. Además, una de sus principales características es que todos estos síntomas suelen aparecer en etapas, y nunca todos a la vez.

En el caso de las alergias estas tienden a ocurrir cuando el cuerpo produce una respuesta inmune anormal a algo que considera extraño. Y en las alergias respiratorias sucede principalmente cuando el niño entra en contacto con un alérgeno, como el polvo o el polen.

Además, es común que surjan en ciertas épocas del año, como la primavera o el otoño. ¿Sus síntomas? Nariz congestionada o que moquea, ojos llorosos, constantes estornudos, tos y dolor de garganta.

A pesar de todo ello, es cierto que puede ser difícil saber cuál de estas posibles enfermedades es la que tiene nuestro hijo, por lo que siempre es fundamental consultar al médico en todo momento.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo