Niños activos

Cómo evitar el sedentarismo de los niños

Es importante enseñar a los niños buenos hábitos desde que son pequeños. Y uno de los más fundamentales es que aprendan a ser personas activas. Mira aquí algunos consejos.

niño
Fuente: iStock

Que los niños sean sedentarios desde su infancia puede tener efectos bastante negativos en su salud. Huir del sedentarismo es lo mejor que se puede hacer tanto para su presente como para su futuro. Veamos algunas recomendaciones para tratar de llevar una vida más activa.

¿Qué riesgos implica el sedentarismo?

Si ya para las personas adultas el sedentarismo no es nada beneficioso, ni que decir tiene para los niños y adolescentes. Se considera que es incluso más dañino porque impide el desarrollo correcto de los más pequeños, algo que, como imaginamos, podrá influir cuando sean adultos.

Y es que, no solo afecta directamente a la salud física, sino también a la mental. Sumado a ello, el aumento del uso de las tecnologías flaco favor hace a la hora de intentar evitar la vida sedentaria.

Consejos para que los niños se mantengan activos

Veamos algunos consejos útiles para tratar de que los menores lleven una vida activa en la medida de lo posible:

Apúntalos a un deporte

Qué mejor que el ejercicio físico para mantenerse activo. Es cierto que hay niños a los que les encanta y tienen un deporte favorito, pero a otros les cuesta más encontrar uno que les guste. Ayúdalo a encontrar uno con el que se sienta cómodo y sobre todo que disfrute practicándolo para evitar que lo abandone.

Intenta evitar el coche cuando no sea necesario

Lógicamente hay momentos en los que usar el coche es totalmente necesario. Pero hay otros en los que se puede evitar. Por ejemplo, si es fin de semana y hay más tiempo libre, ¿por qué no ir dando un paseo por la ciudad o por el barrio? De hecho, si a veces tenemos que utilizar el coche, podemos aparcarlo un poco más lejos y así dar una pequeña vuelta.

No llenes su cuarto de distracciones

Las tecnologías están muy bien. Pero siempre y cuando se haga un uso adecuado de ellas. Intenta no llenar su habitación con tabletas, móviles, televisión, ordenador, o incluso otro tipo de distracciones. Es mejor que asocien su cuarto a un lugar de descanso, ya que si no su mayor motivación será quedarse ahí durante mucho tiempo.

familia
Fuente: iStock

Limita el uso de tecnología

Unido a lo que decíamos antes, no quiere decir que los niños no puedan utilizar los dispositivos electrónicos… ¡Nada de eso! Pero sí que será conveniente que haya unos límites en cuanto al uso. Lo mejor será mantener un equilibrio entre el tiempo que ven la tele y usan el móvil para hablar con sus amigos con el tiempo que emplean en hacer deporte o mantenerse activos.

Haced actividades en familia

Si dedicáis un tiempo a estar en familia, por ejemplo, para ir al parque, dar un paseo o montar en bici, será más sencillo que los más pequeños de la casa no caigan en estar sentados viendo la tele o simplemente delante del móvil durante todo el día.

Dales juguetes que potencien el movimiento

Una muy buena idea es estimular su actividad precisamente con juguetes que la potencien. Por ejemplo, con bicicletas, pelotas, raquetas, patines…

Recuerda que eres su modelo

Por supuesto, si queremos que los niños se mantengan activos, no hay nada como serlo también nosotros. Intenta dedicar un tiempo al día en salir a dar una vuelta o en hacer algo de actividad física. Esto también motivará mucho a los más pequeños.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo