Enfermedad boca-mano-pie

¿Cómo evitar la enfermedad boca-mano-pie esta temporada?

Son muchas las provincias que han detectado brotes de enfermedad boca-mano-pie en guarderías y escuelas infantiles. Te damos las pautas básicas para evitar este virus tan contagioso.

Con la llegada del frío, aparecen de nuevo los virus estacionales que el año pasado dieron una tregua por las medidas de seguridad tomadas para combatir la COVID-19. Hablamos, entre otros, de las gripes, los catarros, el Virus Respiratorio Sincitial, que produce las temidas bronquiolitis en los más pequeños y también de uno que, aunque menos sonado, suele ser muy frecuente en guarderías y escuelas infantiles: el comúnmente conocido como virus boca-mano-pie.

Desde que empezasen las clases en el mes de septiembre, han sido varias las provincias que han alertado de brotes de este virus en sus guarderías y escuelas infantiles. Y hemos de explicar que, aunque no es grave y pasa en pocos días, es bastante contagioso por lo que hay que guardar unas medidas de seguridad bastante estrictas para evitarlo.

¿Qué es la enfermedad boca-mano-pie?

En realidad se trata de la enfermedad boca-mano-pie, causada por el virus coxsackie. “Es una infección generalmente benigna de causa vírica, propia de la infancia que se presenta en forma de brotes”, aseguran en la web de la Asociación Española de Pediatría. Tal y como asegura la misma fuente, la máxima incidencia se produce en niños de entre uno y tres años de edad y los virus que están detrás de ellas son los de la familia de los enterovirus, que aparecen sobre todo en verano y primavera.

Eso sí, como estamos viendo esta temporada, también pueden darse en otoño y en invierno, por lo que no debemos bajar nunca la alerta.

¿Cómo proteger a los niños del boca-mano-pie?

Ya te hemos contado cuáles son sus síntomas, como los más comunes de la gripe, los sarpullidos en las zonas de referencia o las llagas en la boca. Aunque, lo más peligroso de esta enfermedad no son los síntomas ni su evolución, puesto que suele cursar bastante bien, sino sus altos índices de transmisión.

“Se transmite con facilidad de persona a persona a través del contacto directo por vía fecal-oral y aérea”, explican en la web de la AEP. Y es que este virus puede permanecer en las heces y en las vías respiratorias varias semanas después de haber padecido la enfermedad, así como en objetos”. Por lo que hay que guardar muchas precauciones, incluso, semanas después de que el pequeño se haya recuperado.

No existe, de momento, una vacuna que nos proteja ni que proteja a los más pequeños frente a este virus así que, ante su ausencia, será mejor guardar muchas medidas de higiene y seguridad. Este es el primer consejo que podemos daros para proteger a los niños de esta enfermedad tan engorrosa. Pero, sin duda, no es el único:

  • Al tratarse de un virus respiratorio, las medidas de seguridad que guardamos para protegernos de la COVID-19 también son efectivas para el boca-mano-pie: mascarilla y distancia de seguridad.
  • Lo más importante es lavarse mucho las manos. “Lávese las manos a menudo con agua y jabón por, al menos, 20 segundos”, aseguran en la web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Si no hay agua o jabón disponibles, se puede usar desinfectante.
  • Es importante lavarse las manos bien después del cambio de pañales, después de ir al baño, de sonarse la nariz o estornudar y también después de atender a alguien que esté padeciendo la enfermedad
  • Sabemos que este consejo es difícil de transmitir a los más pequeños, que no tienen la suficiente conciencia, pero es muy importante que no se lleven las manos ni a la boca, ni a la nariz ni a los ojos sin antes haberlas lavado bien como hemos explicado
  • Si tu hijo se ha contagiado con la enfermedad, será mejor que hagáis un confinamiento para evitar que otros miembros de la familia puedan contagiarse también
  • Lo mejor también pasa por desinfectar y limpiar bien todos los objetos y superficies que haya tocado la persona contagiada, pues como hemos dicho antes, este virus tiene la capacidad de permanecer en objetos y demás incluso semanas después de pasarlo.
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo