Salud infantil

¿Cómo identificar a un niño con TDAH?

Qué es y qué síntomas manifiestan los pequeños que tienen un trastorno de déficit de atención e hiperactividad. Te lo contamos.

TDAH

Empiezo una cosa y nunca la termino. Soy un auténtico desastre, a menudo olvido lo que estaba haciendo y me lío con otra cosa. Dicen que siempre estoy en las nubes. En mi vida todo es caótico, soy incapaz de organizarme. Mi mente está en continuo movimiento, soy capaz de pensar en cuatro o cinco cosas a la vez. Todos dicen que soy un vago. Me aburro muchísimo con los estudios y abandono o me desconecto enseguida…

Sí, estas son las personas con TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad). Inquietas, inatentas, olvidadizas, impulsivas, con importantes dificultades para organizarse, planificar o concentrarse y, a menudo, estigmatizadas desde los primeros cursos escolares donde son etiquetados arrastrando la creencia de ser fracasados y “más tontos” que los demás para el resto de su vida.

studiotec

En el ámbito familiar se convierten en un problema porque no hacen lo que se les dice en el momento en el que se les dice, o se les grita o castiga porque no hacen sus deberes o no siguen las pautas del profesor que casi a diario se queja de su comportamiento.

No son fáciles, pero también son personas generalmente sorprendentes. A menudo son muy inteligentes, creativas, solidarias, buenos compañeros, capaces de concentrarse cuando se les motiva adecuadamente y de lograr metas como cualquier otro si se les ayuda a conseguirlo.

Muchos superdotados y personas con alta capacidad intelectual padecen este trastorno, lo que deriva en una problemática complicada debido sobre todo a la diferencia existente entre la percepción real que tienen de su alta capacidad y los resultados a la hora de ejecutarla en su vida académica ordinaria.

La mayoría de estos chicos y chicas forman parte de esa terrible lista llamada “fracaso escolar” entre la que se encuentra una gran parte del talento desperdiciado de nuestro país. Muchas veces, no diagnosticados como tales debido a su inatención y/o a su hiperactividad, pasan desapercibidos y pueden llegar a padecer trastornos comórbidos importantes relacionados con la autoestima, la vida académica o las relaciones sociales y laborales.

El tratamiento más adecuado para este trastorno se enfoca en tres pilares: medicación, tratamiento psicológico y tratamiento pedagógico especializado. Este último es el que se lleva a cabo en Estudiotec, donde se trabajan todas las materias – matemáticas, lengua, física y química, inglés, etc. - enfocándolas en el desarrollo del pensamiento estructurado, en la práctica de la concentración, la constancia, la autorregulación, la motivación y la autoestima; así como el fomento de la memoria, la capacidad estratégica y el pensamiento lateral, claves en el fomento y afianzamiento del conocimiento en general.

Durante los fines de semana en Estuiotec hay múltiples talleres enfocados al desarrollo de la capacidad creativa y cognitiva y en los que trabajamos distintos formatos que van desde el fomento de la memoria, capacidad lógico –deductiva, estrategia, pensamiento crítico, creatividad artística y matemática, mindfulness o habilidades de interacción social.

Artículo elaborado por Berta Carrasco – Muñoz Suárez, directora de Estudiotec

CONTINÚA LEYENDO